Es evidente que existen varias actividades familiares que ayudan a reafirmar los vínculos afectivos entre los miembros de casa. Sentarse todos juntos en la mesa o ir al cine o al teatro en familia, son planes muy apetecibles para compartir con nuestros hijos el mayor número de veces posible. Pero existe una actividad que todavía puede tener consecuencias más positivas: hacer deporte en familia.

familia

Las ventajas de realizar ejercicio físico todos juntos, además de afianzar nuestra relación, nos proporciona hábitos saludables. Está claro que esta actividad es una herramienta fabulosa para quemar calorías, mejorar nuestro estado físico y, como no, para comunicarte con tus hijos.

Deporte en familia

Te proponemos cinco ejercicios para que realices con tus hijos de manera sencilla y sobre todo muy divertida:

  1. Salir a caminar o a correr en familia al menos un día a la semana: con el ejercicio tenemos la posibilidad de entrar en contacto con la naturaleza. Busca una zona agradable donde disfrutar de este paseo especial.
  2. Coger las bicicletas y realizar los recados con ellas: esta práctica mejorará el estado físico de todos los miembros de la casa; adultos y niños y ayudará a evitar uno de los problemas actuales como es el crecimiento de las tasas de la obesidad infantil.
  3. Pon música en casa y ¡todos a bailar!: solo necesitas un poco de espacio para disfrutar de esta actividad tan divertida. Separa un poquito los muebles y montaros vuestra propia fiesta. Puedes organizar el plan como un juego: cuando se pare la música el último que se siente pierde o, incluso, que cada vez elija uno la canción que vais a bailar.
  4. Hacer alguna ruta de montaña básica y fácil los fines de semana: este plan además de saludable, por el desgaste físico que conlleva, ayudará a que te relaciones con tus hijos de manera divertida. Os encantará observar ese árbol tan raro o aquel pájaro tan peculiar. Incluso, aprenderéis juntos algunas cosas que quizás no conozcas, como por ejemplo el mundo de las setas.
  5. Si tienes jardín o una terraza, deja que tus hijos te ayuden a cuidar y arreglar las macetas: además de estar encantados de meter las manos en agua y tierra conseguiréis estar en movimiento mientras compartís los cuidados de las plantas y las flores.

Practicar ejercicio físico regularmente tiene innumerables ventajas para tu organismo. Es aconsejable que la idea de realizar deporte junto a los tuyos se convierta en uno de tus mejores planes.