Con la reciente llegada del invierno, el frío se cuela en nuestros hogares y nuestro primer pensamiento es: “¡Menos mal que tengo calefacción!”. Sin embargo, esta tendencia puede suponer un problema que se refleje en las facturas.

En invierno, disfruta del calor de tu hogar

Por eso, desde santalucía, te enseñamos consejos básicos que puedes aplicar en tu hogar para que disfrutes del calor sin tener que sufrir precios desorbitados. ¡Toma nota!

  • Aísla bien tu vivienda. Es imprescindible para conservar el calor. Las ventanas y las puertas son los principales puntos de fuga. Por ello, debes aislar los cantos, por ejemplo, con silicona.
  • Utiliza cortinas. Pueden ser una importante forma de evitar la entrada del frío. Cuando dé el sol en las ventanas, procura abrirlas para que la casa se caliente.
  • Dúchate con la puerta abierta. El calor del agua caliente ayudará a aumentar la temperatura de tu vivienda. 
  • Cuida la distribución de los muebles. Cuanto más alejados estén del radiador, mejor. Algunos elementos como sofás o cortinas pueden absorber el calor, lo que sería contraproducente.
  • Vigila la calefacción. No enciendas los radiadores todo el día. Lo ideal es que la temperatura no supere los 21º; a partir de ésta, cada grado implica un aumento de un 8% en la factura.
  • Usa ropa de más. Una medida muy simple y efectiva que te ayudará a entrar en calor sin necesidad de calefacción.
  • Abrígate bien al dormir. En la habitación, la temperatura ideal es de 15º. No obstante, aprovecha para utilizar ropa de cama que te abrigue y te ayude a dormir sin pasar frío. 

En santalucía, sabemos que está en nuestras manos poner nuestro hogar a punto para el invierno. No obstante, en ocasiones, pueden surgir imprevistos a los que no sabemos ponerle solución. Por eso, te ofrecemos nuestro seguro de hogar, para que, pase lo que pase, tengamos la certeza de que estamos a salvo.