Llega la Navidad y las calles de la mayoría de las ciudades europeas se llenan de luz y color. Son muchos los mercadillos navideños que se convierten en reclamos para viajar con niños en estas entrañables fiestas.

Mercadillos navideños

Queremos mostrarte alguno de los mercadillos más bonitos que puedes encontrar en varios destinos, ideales para disfrutar esta época en familia, tanto en España como fuera de nuestro país.

Madrid

Quién no ha oído hablar del tradicional mercado de la Plaza Mayor de la capital de España. Un sinfín de puestos de figuras y adornos navideños llenan esta fastuosa plaza de un ambiente digno de ver. Un paseo amenizado por villancicos navideños.

San Sebastián

Este año contará con un mercadillo navideño compuesto por treinta puestos situados entre el puente de Catalina y el Puente de María Cristina. Un mercado de productos navideños inundará el paseo de Francia.

Praga

Son varios los mercadillos navideños que puedes visitar en esta ciudad en Navidad. Pero quizás el más frecuentado es el que se instala en la Plaza de la Ciudad Vieja. Un enorme árbol navideño lo preside y abre un camino de curiosos puestos dónde se pueden comprar regalos navideños, o incluso productos nacionales checos.

Núremberg

En esta ciudad alemana puedes visitar, en el mercado central del casco antiguo, el mercadillo Christkind, el mercado de Navidad más famoso del país. Es un gran mercado de ambiente medieval en el que además de la decoración típica de esta época, podrás degustar pan de especias, las salchichas fritas tradicionales de la ciudad, el ponche de ron…etc. Este mercadillo tiene un arraigo de más de 4 siglos.

Viena

En la Plaza del Ayuntamiento se instala el mercadillo Christkindlmarkt, un lugar mágico lleno de luz y música entrañable. Los puestos de adornos navideños y productos típicos de la ciudad están acompañados por un enorme árbol de Navidad. El mercado está amenizado por música de trompetas.

Liubliana

En la capital de Eslovenia se instala un mercado navideño en su casco antiguo. Tiene docenas de puestos donde puedes comprar desde juguetes, regalos artesanales y además degustar comidas y bebidas típicas eslovenas. Un lugar de cuento.

Berlín

La capital alemana está repleta de mercadillos en esta época. Pero el que no debes de dejar de visitar es el de Spandau, donde te esperan 250 casas de madero –los fines de semana llegan a 400- para comprar cualquier regalo navideño o disfrutar de los majares gastronómicos locales.