Cada país tiene sus propias costumbres en Navidad, aunque hay varias que son comunes para la mayoría: no faltan los turrones variados y el árbol navideño se instala en muchos hogares del mundo. Además, es época de hacerse regalos. Todos conocemos el origen de Papá Noel y de los Reyes Magos; pero quizás no sabes dónde nació el ya famoso “Amigo Invisible”. Pues bien, aunque muchos expertos señalan Venezuela como su cuna, también existen otras teorías que sitúan su origen en diferentes rituales navideños de Escandinavia y también de EEUU.

Origen del amigo invisible

Venezuela

En el siglo XIX las mujeres venezolanas comprometidas no podían tener amigos, sólo compadres. Un grupo de mujeres y hombres decidieron reunirse para hacerse algún regalo y, de este modo, relacionarse. Este hecho recibió el nombre de “compadre secreto de papelito”. Los participantes sacaban, aleatoriamente, un papelito en el que ponía el nombre de su agraciado con un regalo. El intercambio social hizo que esta tradición se exportara a otros países y terminara llamándose “Amigo Secreto”.

Escandinavia

En los países nórdicos se dan unos golpes en la puerta y se dejan los regalos de Navidad, sin dejarse ver, para que los destinatarios los recojan, y así homenajear a los ayudantes de Santa Claus. Allí, su “Amigo Invisible” se conoce como Julklapp: Jul, significa Navidad y klapp, dar golpes. Aunque ellos no sacan papelitos con nombres, sí escriben una dedicatoria o una poesía para dar pistas y así averiguar para quien es cada regalo.

EEUU

Un hombre de Kansas, Larry Dean Stewart, perdió varias veces su trabajo durante las navidades, lo que le originó dificultades económicas. Sin embargo, años después invirtió en una televisión por cable y, de ahí en adelante la suerte le acompañó económicamente. De forma anónima enviaba dinero a quien lo necesitaba todas las navidades. Cuando cayó enfermo de cáncer, fue cuando se conoció su identidad. Todo un ejemplo, conocido como Secret Santa, que muchos siguen durante estas fiestas para regalar de manera anónima.

 

Hay diferentes modalidades y sobre todo distintos modos de entregar el regalo del “Amigo Invisible”: desde el “amigo secreto para siempre”, es decir, no contar nunca quien ha regalado a quien; hasta el “amigo imitador”, que consiste en imitar algún gesto concreto de la persona a la que te ha tocado regalar. Es una fantástica excusa para pasar un rato agradable y divertido con la gente que quieres. ¿y qué mejor época que la que se nos avecina?