Si no tienes un perfil ahorrador, quizás este sea un buen momento para proponértelo. Y si lo eres, en breve comenzamos año y con él puedes buscar nuevos propósitos.

¿Tienes un perfil ahorrador?

Puede ser el momento idóneo para que consideres qué es realmente necesario y de qué gastos puedes prescindir. Es muy importante que organices tus finanzas. Haz una hoja de cálculo para tener tus cuentas al día. Suele dar buen resultado por un objetivo a corto plazo. Cuando lo consigas proponte otro a medio plazo, de dos o tres años; y después lucha por un fin a largo plazo; como comprarte una casa o pagar un seguro para pagar los estudios de tus hijos, etc. Así, poco a poco, fortalecerás tus finanzas y afianzarás el ahorro hasta convertirlo en un hábito.

Planifica los gastos fijos de tu casa. Enumera todos tus planes y separa el dinero que vas a necesitar para cumplirlos. Comprueba y busca ofertas en tus compras. También, puedes jugar con las monedas y proponerte separar, por ejemplo, todas las de 2 euros que lleguen a tus manos. Aunque es evidente que siempre tienes que contar con un porcentaje de gastos variables; es muy importante que no te dejes llevar por tus caprichos. Cualquier gasto imprevisto, que no hayas reflejado en tu gasto mensual, afectará directamente a tu capacidad de ahorro.

La tarea de ahorrar no es demasiado fácil con los tiempos que corren; pero como para todo proyecto es fundamental seguir un plan. En este caso santalucía te ofrece un Plan de Ahorros para que puedas alcanzar tus metas financieras.

Con MaxiPlan Ahorro 5 SIALP tendrás un Seguro Individual de Ahorro a Largo Plazo (SIALP), considerado como un seguro mixto con finalidad de ahorrar. La duración de este plan es de 10 años. Te ofrece una gran flexibilidad a la hora de realizar tus aportaciones, la prima puede ser única o periódica, e incluso tienes la posibilidad de realizar aportaciones extraordinarias.

El capital garantizado será, como mínimo del 85% del total aportado en las primas. Además este plan tiene una ventaja extraordinaria, si mantienes tu ahorro durante 5 años desde la primera aportación (como marca la ley), los rendimientos que obtengas estarán exentos de tributación. A partir del quinto año de la inversión, se recuperará el 100% de las primas, siempre que se cumplan las reglas de contratación. La edad para poder firmar un plan de ahorros de este tipo está entre los 18 y los 65 años, ambos incluidos.

La vida está llena de buenos propósitos y con estos consejos cumpliremos uno importante y común: ahorrar. Al menos estaría bien intentarlo.