Cada vez es mayor el número de personas que toman los servicios online como primera opción -según El Confidencial, el 70% de los españoles compra ya por Internet-. Sin embargo, no siempre sabemos lo que buscamos y, perdidos en un sinfín de opciones, compramos sin tener en cuenta un objetivo importante: ahorrar.

Por este motivo, hoy, desde santalucía, os ofrecemos 5 consejos básicos que debes tener en cuenta para ahorrar en Internet.

ahorrar

No te lances a la aventura

Si vas en busca de un producto concreto, no elijas el primero que aparezca. Es importante que compares precios en distintas tiendas para, así, elegir el producto que se venda a mejor precio. Cada céntimo cuenta.

Ten cuidado con los añadidos

El precio que, en un primer momento, aparece en pantalla, puede no ser el definitivo. En muchas ocasiones, las tiendas añaden suplementos que no esperas, como gastos de envío desorbitados para un producto de bajo coste, especialmente en páginas webs internacionales.

Valora las valoraciones

Nadie conoce una tienda mejor que sus clientes. Lee los comentarios que hagan referencia al producto que deseas para saber qué opinan los usuarios del mismo. La idea, en definitiva, es saber si la tienda en la que quieres comprar, así como el producto, tienen buena reputación.

No compres de forma inmediata

Muchas tiendas te ofrecen por correo electrónico códigos de descuentos o la opción de tener envíos gratis si no finalizas un pedido. Cuando tengas todos los productos elegidos, cierra la página web y espera unos días antes de realizar el pago. 

Elige por necesidad

En muchas ocasiones, nos dejamos llevar por el atractivo de lo que se nos ofrece y compramos productos a pesar de no necesitarlos. La clave está en preguntarse, antes de cada compra, lo siguiente: ¿realmente lo necesito o es un mero capricho? Debemos tener en cuenta el presente, pero también el futuro.

 

En santalucía somos conscientes de la importancia del futuro y, sobre todo, de ahorrar, no sólo en Internet, sino en cada ámbito de nuestra vida; también cuando hablamos de los más pequeños. Por eso, ofrecemos nuestro seguro de ahorro Mi Primer Ahorro, un seguro de ahorro infantil para hacer frente a viajes o a años de estudios. Porque el futuro es incierto, pero puede ser muy prometedor.