Hablar de electrocuciones en el hogar es hablar de un tema muy serio. Este tipo de accidentes junto con las quemaduras y los traumatismos son los más habituales en todos los hogares.

Para prevenir las electrocuciones te queremos dar unos consejos básicos que todos deberíamos seguir. Como bien sabrás, el cuerpo humano es conductor de la electricidad, por lo que es habitual sufrir cosquilleos o calambrazos, pero también, electrocuciones más graves que pueden provocar quemaduras serias e incluso la muerte.

Una de las primeras normas a seguir consiste en no tocar las instalaciones eléctricas si no sabemos qué estamos haciendo. Esta norma que todos deberíamos cumplir incluye no empalmar cables y no sobrecargar los aparatos eléctricos. Por otro lado, también debes poner especial atención a la temperatura de los aparatos eléctricos. Si notas un calentamiento fuera de lo normal, desconéctalo de inmediato.

Como te comentamos anteriormente, somos conductores de la electricidad y por esa razón, debemos adoptar una serie de medidas para protegernos de las electrocuciones.

¿Qué medidas adoptar para prevenir las electrocuciones?

Cuando utilices electrodomésticos hay que seguir unos consejos muy sencillos:

Leer bien las instrucciones en lo que se refiere a potencia, sobre todo.

Desconectar el electrodoméstico después de cada uso.

No tirar del cordón al desenchufar.

No utilizar aparatos con cables pelados o enchufes deteriorados

Otra medida a tener en cuenta es el mantenimiento de la instalación eléctrica. Es muy importante que tu casa disponga de una instalación segura y se realice un mantenimiento en las fechas señaladas.

Insistimos en que no seas tú quién intente realizar ningún tipo de acondicionamiento en la instalación. Lo mejor es siempre contar con un especialista. Contacta con tu seguro de hogar y deja que él se encargue de las revisiones.