¿Sabes cómo afecta la luz de los dispositivos a la salud? Tanto los teléfonos móviles como las tablets o los ordenadores emiten una luz denominada, luz azul. Esta luz tiene efectos negativos para la salud pero también, a su vez, puedes beneficiarte de los efectos positivos.

¿Cuáles son los efectos negativos de la luz azul?

El ojo humano es capaz de percibir la luz visible, como la de sol o la de los dispositivos artificiales. Este tipo de luz se compone de diferentes colores y uno de ellos es el azul.

Dentro de los espectros de la luz azulada existen diferentes tonos con longitudes de onda diferentes que afectan de manera distinta a nuestra salud.

  • La luz azul – violeta posee una longitud de onda más corta, por lo que tiene más energía. Al ser así, este tipo de luz puede provocar fatiga y estrés visual.
  • La luz azul – turquesa, por el contrario, posee beneficios para la salud. Uno de ellos es regular los ciclos de sueño y vigilia, la temperatura corporal y, también, los procesos de memoria.

Son varias las fuentes que emiten la luz azul – violeta. La mayor parte de esta luz se percibe a través de los dispositivos electrónicos como móviles, tablets, ordenadores, televisiones, etc. En los últimos años, el uso de dispositivos que disponen de pantalla LED ha aumentado de manera exponencial, por lo que ha aumentado el grado de exposición a este tipo de luz y, como en todo, abusar de esta luz puede resultar perjudicial para la salud.

¿Cómo protegerse de la luz azul – violeta?

Una de las maneras más sencilla de protegerse contra los efectos del exceso de luz azul es limitando su exposición y procurando no mirar ningún dispositivo justo antes de ir a dormir.

Utilizar filtros específicos es también otra medida, ya que impiden que pase gran parte de esa luz.

Por otro lado, también existen alimentos ricos en antioxidantes que nos protegen contra los efectos adversos de este tipo de luz. Ingerir alimentos como el kiwi, las uvas rojas, el calabacín, las naranjas o los mangos, entre otros, son buenos para cuidar la vista.

Si después de leer este artículo quieres hacer una consulta con tu óptico, te dejamos el cuadro médico para que sepas dónde acudir.