Aunque oficialmente el verano nos dice adiós a finales de septiembre para nosotros se termina con el fin de las vacaciones y el comienzo del cole. Vuelve la rutina, y los preparativos del nuevo curso escolar ocupan mucho de nuestro tiempo. La conocida “depresión postvacacional” está presente en la mayoría de los hogares y mucho más si hay niños que ya van al cole. Pero no sólo nos preocupa recuperar las actividades y los horarios de manera estricta, sino también, que la cartilla del banco se quede temblando. Ahora toca sumar al gasto de las vacaciones, el desembolso que supone la compra de los libros y el material escolar. La conocida cuesta de enero tiene una gran compañera en la mayoría de los hogares: la “súper cuesta de septiembre”.

shutterstock_343545881

Para afrontar esta situación de manera más cómoda es necesario ajustar el presupuesto. Es aconsejable seguir varios consejos:

1.-Reutilizar material. Recopilar en casa el material y los libros que podemos reutilizar. Hacer un pequeño inventario para comprar únicamente lo imprescindible.

2.-Hacer un estudio de mercado antes de adquirir los libros. A la hora de comprar los libros es conveniente visitar varios establecimientos y comparar precios. Internet suele tener ofertas muy apetecibles. Páginas webs como Amazon tienen precios muy competitivos. No dudes en consultarlas. Los últimos estudios realizados apuntan que la compraventa de libros en estos portales es cada vez más frecuente.

3.- Cuidado con las últimas novedades. No es necesario salir a comprar acompañados de los niños. Ellos suelen estar al día en las últimas novedades, que lógicamente van a querer tener. No debemos comprar aquello que todavía podemos reutilizar de años anteriores.

4.- Ayudas escolares. Es conveniente informarse de las subvenciones que proporcionan el Estado y las Comunidades Autónomas. Suelen salir publicadas a principios de septiembre.

5.-Comprar la ropa con cautela. Si tus hijos llevan uniforme aprovecha las ofertas de las grandes superficies para adquirir la ropa interior, los calcetines y las prendas básicas. Si utilizan ropa de calle este tipo de establecimientos suelen ofrecer packs de prendas cómodas muy económicos. Las marcas blancas suelen ser grandes aliadas en este aspecto. Eso sí: nunca olvides la ecuación calidad-precio. No es necesario comprar todo lo necesario para el curso de una vez. La compra escalonada puede ayudarnos a ahorrar porque los niños suelen crecer y quizás la talla puede variar.

6.-Cautela con las grandes ofertas. No hay que cegarse con las grandes ofertas. Éstas a veces hacen que adquiramos material innecesario. A la larga puede salirnos más caro. A pesar de ello es aconsejable ser detective de los descuentos.

7.-No abusar de las extraescolares. Las actividades que los niños realizan fuera del horario escolar suponen un gasto extra que también debemos medir. Estudia muy bien aquellas que realmente compensan. Recuerda que son niños y que tampoco es bueno ni necesario que estén continuamente ocupados. Es aconsejable que puedan dedicar algo de tiempo para jugar.

8.-Cuidado con los créditos. La acumulación del gasto de septiembre hace que muchas familias acudan a solicitar créditos para financiar el gran desembolso. Hay que leer muy bien la letra pequeña para no terminar pagando lo que no es justo.

9.- Ahorra dinero con el transporte escolar. Los servicios de los colegios en transporte es un gasto que se puedes ahorrar en la vuelta al cole de los peques. Si tienes padres o vecinos, que llevan a sus hijos al mismo cole, podéis compartir el gasto que supone el coche. Además los peques estarán encantados de ir con sus amiguitos. Si la distancia al cole no es demasiado larga, intenta que los niños vayan caminando mientras la climatología lo permita.

10.-Vende el material innecesario. Igual que puedes comprar material y ropa de segunda mano, también puedes vender el material reutilizable que tus peques ya no van a usar y así sacar un dinero extra para tus gastos. El trueque por internet también es otra alternativa.

 

Es evidente que si tenemos un poco de cuidado y estudiamos al máximo cómo ahorrar en este desembolso anual sacaremos más provecho a nuestro presupuesto. Por eso, en santalucía te ofrecemos varias alternativas para que la cuesta de septiembre sea más llevadera y para que la puesta a punto del nuevo curso escolar no suponga un sacrificio postvacacional añadido.