¿Quién dijo que en verano solo se puede descansar? Y es que, a la vez que disfrutas de unos días de vacaciones puedes aprovechar y aprender un idioma. ¡Tranquilo! No te vamos a hablar de estar todo el mes de vacaciones metido en un aula y estudiando. Existen otras maneras mucho más divertidas para aprender idiomas.

Cursos de idiomas en el extranjero

No hay mejor manera de aprender cualquier idioma que sumergiéndote en el país. Pasar estancias en el extranjero es una buena forma de estar 24 horas oyendo y hablando otro idioma.

Esta opción no es exclusiva para la gente joven. Cada vez, más adultos optan por invertir sus vacaciones conociendo otras culturas, lugares y aprendiendo un idioma.

Si tienes hijos, puedes optar por buscar academias que oferten este tipo de actividad, tanto para niños como para adultos, y pasar unas vacaciones en familia aprendiendo una lengua extranjera. También existen opciones para los profesionales que busquen perfeccionar y mejorar en su carrera profesional.

Tamdem

Es una opción muy buena para los que tienen cierto conocimiento del idioma y quieren mejorar la conversación.  La dinámica consiste en hablar la mitad de tiempo en el idioma que quieras practicar tú y la otra mitad en español. Tienes diferentes páginas y aplicaciones que te facilitan esta labor de búsqueda de tu “conversation partner”.

Tamdem

Campamentos de verano

Esta opción es más apropiada para los más pequeños de la casa. Si irse al extranjero lo ves demasiado lejos, prueba a mandarlo a un campamento de verano en lengua extranjera en el propio país. Existen diferentes colonias por el territorio que puede ser un primer paso muy interesante para acercar a los más pequeños al idioma e ir poco a poco perfeccionando.

Versión original

En vacaciones tienes más tiempo para ver esa serie que te recomendaron o la película que no pudiste ver hace meses. Pues si vas a aprovechar para ponerte al día, puedes optar por verlas en versión original e ir acostumbrando a tu oído. ¿Qué te parece? Una opción amena que pude tener buenos resultados.

Leer

Leer relajadamente en la playa o en la piscina es un gusto que nos podemos dar durante el verano, pues te proponemos que para la próxima lectura escojas un libro en el idioma que quieras mejorar. Ten a mano un pequeño diccionario para aclarar las dudas que te puedan surgir y disfruta de la lectura.

Hay opciones para todos los gustos, tú eliges la que mejor se ajuste a tus vacaciones y a tus necesidades. Pero lo que está claro, es que este verano no tienes excusa para no mejorar tu nivel de idiomas. ¿Empezamos?

Contenidos recomendados

Celebrar jubilación

Ideas para celebrar la jubilación

Después de toda una vida trabajando, llega el momento de dejar atrás

Testamento

Testamento: ¿Cuándo hacerlo?

Hacer testamento es algo en lo que no solemos pensar, pero es realmente

Seguro comunidad

Ventajas del seguro de comunidades

Quién no recuerda esa famosa serie de televisión que transcurría en un edificio

Ver más contenidos

Síguenos también en nuestras Redes Sociales

la política de privacidad


Place your text here


Acepto la política de privacidad