Muchas personas tienen en propiedad alguna casa o algún piso que no utilizan. Si deseamos que esa residencia nos sea rentable, la paguemos con mayor facilidad e, incluso, consigamos beneficios, podemos optar por el alquiler. ¿Has pensado sus numerosas ventajas?

arrendador alquiler

  • Mantendremos en nuestro poder la propiedad de la vivienda.
  • La gestión del alquiler no exige muchos documentos, pues es una tramitación bastante simple.
  • El contrato de alquiler goza de importantes deducciones en impuestos y tasas.
  • Los inquilinos cuidarán de la casa y evitarán que se deteriore.
  • Una vivienda es un bien que se revaloriza con el tiempo.
  • Nos aportará beneficios que cubrirán los propios gastos de la vivienda o, si ya está pagada, podemos ahorrar esas cantidades.
  • Nos servirá como garantía, si, en el futuro, pedimos un préstamo bancario.
  • Y podemos venderla, si la situación de alquiler no nos satisface.

arrendador alquiler

No obstante, también puede conllevar algunos riesgos, y es por ello que todavía muchas personas dudan de poner su piso en alquiler y tratan de evitar preocupaciones y contratiempos. La morosidad, los posibles desperfectos que se ocasionen a la vivienda, los inquilinos descuidados, los problemas legales o las desavenencias por el contrato, son algunas de estas.

Pero todos estos problemas tienen solución si buscamos un seguro que nos ofrezca buenas coberturas, dándote seguridad y tranquilidad.

Ventajas de contar con un seguro de alquiler

  • En caso de impago, estos seguros de alquiler incluyen el pago de indemnizaciones equivalentes a las rentas mensuales que no se hayan pagado.
  • Ante problemas legales como conflictos por razón del contrato de arrendamiento o una reclamación de daños, también ofrecen defensa jurídica total, con la garantía de hacerse cargo de todos los gastos, en un posible procedimiento judicial.
  • Si la casa sufriera desperfectos, actos vandálicos o robos por parte de los inquilinos, el seguro cubriría todos los costes.
  • Ofrecen servicios de mantenimiento como fontanería, albañilería, cerrajería y electricidad.
  • Si se dieran desperfectos en la vivienda, por los desahucios que pudieran producirse, el seguro de alquiler se encarga de la sustitución de la cerradura y limpieza, para que todo quede en orden para el próximo inquilino.

¿Has vivido alguna de estas situaciones? ¿Crees que un seguro de alquiler te hubiera ayudado? ¡Cuéntenos sus experiencias en el blog!