Supongamos que eres el sustentador principal de tu familia y, de repente, por distintas circunstancias, falleces o sufres un accidente que te imposibilita acceder a la principal fuente de ingresos en tu hogar.

shutterstock_229879537

¿Cómo superaría tu familia esta tragedia si, además de la pérdida, de pronto descubren que ya no tienen nada? La respuesta es una pensión por viudedad. Te explicamos todo lo que necesitas saber:

 

¿Qué objetivo tiene la pensión por viudedad? El fin de esta pensión es cubrir las necesidades económicas del titular de dicha pensión en caso de que fallezca el familiar que aporta los principales ingresos en el hogar. Así, la unidad familiar no queda desprotegida.

 

¿Cómo se calcula esta pensión por viudedad? De forma general, se calcula aplicando un 52% sobre la base reguladora del trabajador –ésta se calcula dividiendo las bases de cotización de los últimos 300 meses anteriores al mes previo de jubilación entre 350-.

Esta cuantía del 52% puede aumentar al 70% si se dan estas tres circunstancias al mismo tiempo:

  • El pensionista tiene cargas familiares
  • La pensión de viudedad es la principal o única fuente de ingresos en el hogar (más del 50% de los ingresos)
  • Todos los ingresos anuales del pensionista no superan el mínimo establecido

Sí, además, se produce un accidente de trabajo o enfermedad profesional, esta cuantía puede aumentar entre un 30% y un 50% si éstos se producen debido a una falta de prevención de riesgos laborales en el puesto de trabajo

¿Quiénes son los beneficiarios de la pensión por viudedad? Todas las personas que se encuentren en las siguientes situaciones: matrimonio, separados, divorciados, personas con matrimonio declarado nulo y parejas de hecho en el momento del fallecimiento.

Si sólo hay un beneficiario, éste recibirá la pensión en su totalidad. Si, por el contrario, son varios, se repartirá de forma proporcional en función del tiempo vivido con el fallecido, siempre con un 40% a favor del cónyuge o de la pareja de hecho.

 

En santalucía, somos conscientes de que el día a día de una persona puede cambiar en un segundo. Por eso, con nuestros seguros de vida y accidentes buscamos que tú y los tuyos os sintáis siempre protegidos ante cualquier imprevisto.