Ya tenemos el invierno encima y las necesidades eléctricas aumentan. Necesitamos más calor en casa y más horas de luz artificial; por tanto, la factura de la luz sube de forma importante.

Light bulb whit calculator and coins

Pero utilizando algún truco podemos conseguir pagar menos. Vamos a intentar que este año la factura de la luz no sea un hándicap en nuestra economía familiar. Sigue algunos consejos:

  • Los electrodomésticos nos proporcionan el mayor gasto de electricidad. El frigorífico está encendido 24 horas y como no hay más remedio, hay que mantenerlo a una temperatura entre 4 y 7 grados. El congelador alrededor de 18, también hará que se consuma menos luz. No te olvides tampoco de cerrar bien su puerta y de evitar que se forme mucho hielo.
  • La lavadora y el lavavajillas gastarán menos si pones ciclos cortos. Eso sí: recuerda ponerlos siempre llenos, a no ser que tengan programas de lavados cortos que ajustan el gasto de energía. Tener los electrodomésticos en perfecto estado de limpieza de filtros nos ayudará a que cada lavado sea más económico.
  • Emplea un poco de tiempo en pensar qué luces puedes evitar. Muchas veces estamos con la luz encendida sin reflexionar que quizás no la necesitamos. No te olvides de comprar bombillas de bajo consumo. Aunque ya no tienen el precio tan alto como antes, todavía son caras, pero ten en cuenta que a la larga lo notarás en tu factura.
  • Es conveniente que tengas un termostato para graduar la calefacción o el aire acondicionado. Es importante que mantengas en casa una temperatura de 20 grados en invierno y de 25 en verano. Bajar un grado en invierno o subirla un grado en verano supondrá que el consumo energético aumente entre un 6 y un 8%.
  • Ajusta la potencia de electricidad de tu hogar con tus necesidades. Bastará con llamar a tu empresa eléctrica y preguntar por este dato. En muchas ocasiones pagamos más de lo que necesitamos y utilizamos. La potencia que necesitamos depende de dos factores: el tipo de electrodomésticos y aparatos eléctricos que tengamos y la potencia que necesiten. Hay que evitar utilizar a la vez los que más electricidad consuman.

Estos consejos y otros en tu vida cotidiana, junto a la inversión y el seguro de tus ahorros te harán disfrutar con mayor calidad de otras actividades presentes y futuras. Quitando de aquí y de allí siempre podemos ahorrar algo.