Queremos una salud de hierro. Nos encanta tener toda la energía posible para hacer todo lo que deseamos. Y, para ello, es imprescindible una cosa: comer bien. Desde santalucía te explicamos por qué.

comer bien

¿Por qué debemos comer bien y de todo?

Comer bien tiene un doble beneficio para nuestro cuerpo:

  • Satisfacemos las necesidades biológicas básicas, con lo que nuestro organismo funciona bien
  • Disminuye la posibilidad de sufrir determinadas enfermedades (obesidad, diabetes, problemas de corazón…) 

¿Qué significa “comer bien”?

“Comer bien” es tener una dieta equilibrada. Esto implica que nuestra alimentación debe ser variada y completa. La dieta debe incluir proteínas, vitaminas, minerales, agua, hidratos de carbono y grasas. ¡Pero no sólo eso! Debe contar con antioxidantes naturales y fibra.

En la práctica no existe una dieta universal que sirva para todos, depende de cada persona. Podemos tener en cuenta estos alimentos:

  • Recomendables: lácteos (salvo leche condensada, quesos fermentados…), carnes magras, hígado, pescado (azul y blanco), huevos, cereales integrales, patatas, legumbres, verduras, hortalizas, frutas (salvo las que son en almíbar, escarchadas…), bebidas (agua, zumos sin azúcar, infusiones…) y grasas (aceites de oliva, frutos secos…).
  • Consumo moderado: bollería, patatas fritas, grasas (nata, mayonesa), bebidas refrescantes, cerveza, sidra, vino, helados, gelatinas, embutidos grasos, fiambres de pavo y pollo. 
  • Alimentos ocasionales: bebidas alcohólicas con alta graduación, grasas (manteca, aceite de palma…), bollería industrial, carnes grasas, snacks y comida rápida. 

¿Y cómo distribuimos las comidas?

Para comer bien, es necesario hacer de tres a cinco comidas diarias. Hay tres que no debemos omitir nunca: desayuno, comida y cena. En caso de hacer cinco, se recomiendan estas:

  • El desayuno es la comida más importante. Nos aporta la energía necesaria para comenzar el día. Debe incluir un producto lácteo, cereales y fruta.
  • Se recomienda una fruta o un yogur.
  • Debe incluir alimentos de todos los grupos: verduras, legumbres, grasa, fruta, carnes y cereales. Es recomendable que se consuma una gran cantidad de verduras. 
  • Podemos recurrir a una pieza de fruta, unas galletas o un yogur.
  • Tiene que ser la comida más ligera del día para poder dormir bien. Los alimentos a consumir pueden ser pollo, vegetales, fruta, cremas, leche…