Cada vez son más las personas que pasan muchas horas de sus días frente al ordenador. Esto ha causado un mayor número de problemas de postura, de dolor de espalda y de tensión ocular. Un inmobiliario inadecuado, una silla incómoda o una pantalla mal ubicada resultan perjudiciales para la salud.

computer-768608_1280

Prácticamente todo el mundo que utiliza el ordenador como herramienta de trabajo sufre algún mal relacionado con ello. Es importante que nos mentalicemos en corregir muchos errores en el trabajo. Hay que esforzarse por conseguir una vida sana.

Si puedes, sería conveniente que invirtieras, tu empresa o tú, en un mobiliario adecuado para trabajar. Un gasto mayor desde el principio te puede hacer ahorrar disgustos posteriores. Una buena silla ergonómica y con suficiente altura respecto al escritorio es fundamental a la hora de sentarse correctamente: tu espalda debe estar recta y tus hombros hacia atrás. Una postura correcta será un beneficio para tu cuerpo. Invertir desde el principio en una buena silla también será beneficioso para tu bolsillo, porque ya sabes que lo barato a veces sale caro; y así no tendrás que cambiar de silla cada poco tiempo.

No debes pasar por alto levantarte cinco minutos cada media hora de trabajo. Es importante que estires tus músculos y les des un respiro a tus ojos. Si además hidratas tus ojos con gotas artificiales mucho mejor. La vista es un bien valiosísimo y debemos velar por él. No olvides que trabajar en una habitación oscura y con la luz de la pantalla muy alta también perjudica tus ojos y puedes sufrir fatiga ocular. Evítalo!

Otra de las partes del cuerpo que sufre mucho con el uso del ordenador, son las muñecas. Son varias las dolencias relacionadas con el uso del mismo. El síndrome del túnel carpiano, la bursitis y la tendinitis son enfermedades muy frecuentes en las oficinas. Si no quieres sufrirlas o incluso, pasar por el quirófano, ponte manos a la obra: protege tus muñecas con una muñequera si ya notas algún impacto. Hay varios modelos de teclados con soporte para las manos que disminuyen el impacto de escribir sobre las muñecas, y por supuesto no te olvides de realizar una serie de ejercicios todos los días; como abrir y cerrar los dedos y girar hacia la izquierda y la derecha tus muñecas con movimientos giratorios. Utilizar un ratón cómodo también puede ser primordial para el cuidado de la mano. Acostumbrarse a cumplir consejos sanos frente al ordenador es apostar por una mayor calidad de vida.