Los perros, nuestros fieles amigos y compañeros, como seres vivos que son, tampoco se ven libres de sufrir enfermedades y problemas de salud. Las cataratas son una de estas complicaciones físicas que pueden hacer que nuestro can pierda visión y que a los dueños nos debería mantener alerta para localizar los síntomas cuanto antes. Esta patología no tiene tratamiento ni medicación de prevención, únicamente se puede intentar solucionar con una intervención quirúrgica, por lo que, si hemos tenido la precaución de asegurar a nuestra mascota, el proceso puede ser más llevadero.

¿Qué son las cataratas?

Las cataratas son una afección ocular que se manifiestan por una opacidad total o parcial del cristalino del ojo. Esta estructura, según nos cuentan en mascotafiel.com, es la encargada de enfocar todos los objetos que percibe el ojo a diferentes distancias. Cuando el cristalino comienza a volverse opaco, es cuando hacen su aparición las cataratas. Puede ocurrir en uno o en los dos ojos.

¿Qué causa las cataratas?

  • La edad avanzada (suelen aparecer entre los 6-12 años), aunque, como nos indican en el blog uncomo.com, en ocasiones los perros presentan este problema mucho antes de llegar a la madurez debido a un componente genético y hereditario. Este factor es muy difícil de evaluar ya que pocos conocemos la línea genealógica de nuestro perrete.
  • Enfermedades como la diabetes u otras afecciones oculares
  • Traumatismos o golpes.

Hay que tener también muy en cuenta que la raza, en este caso, sí importa y mucho. Este es el listado de las más propensas a sufrir cataratas, lo que no quiere decir que el resto no puedan padecerlas, simplemente que estos canes tienen más posibilidades:

  • Poodle
  • Cocker Spaniel
  • Boston Terrier
  • Golden Retriever
  • Labrador
  • Pastor Alemán
  • Schanuzer
  • Husky Siberiano
  • Springer spaniel
  • West Highland Terrier
  • Staffordshire Bull Terrier

¿Cuáles son los síntomas?

Es importante detectar cuanto antes las cataratas en los perros porque, si debe pasar por el quirófano, es mejor que se haga cuanto antes para evitar complicaciones como las inflamaciones y afecciones oculares. Debéis estar atentos a lo siguiente:

  • Nuestro animal se muestra más torpe en casa y en el parque, se choca con las paredes y muebles.
  • Excesivo lagrimeo y supuración
  • Fotofobia (les molesta la luz)
  • Cambio en los ojos de nuestro perro, se apreciará una capa opaca y blanquecina y lo notaremos, sobre todo cuando le dé la luz.

Es conveniente y aconsejable vigilar los ojos de nuestra mascota de vez en cuando, ya no solo para detectar cataratas, sino cualquier afección ocular, traumatismo o herida.

¿Qué hacemos si detectamos alguno de estos síntomas?

La visita al especialista es el primer paso que hay que tomar. Es el veterinario el que debe darnos un diagnóstico en firme y proponernos las posibles soluciones. No se ha comprobado la eficacia de medicamentos ni colirios, por lo que lo más probable es que se nos recomiende la operación. Pero no todos los perros son candidatos a este tipo de cirugía, ya que, aunque la intervención en sí no es complicada, al exigir el uso de anestesia precisa de un reconocimiento médico del can para comprobar que la puede soportar.

¿En qué consiste la operación?

Según nos cuenta Juan Antonio Aguado, profesor de la Facultad de veterinaria de la Universidad Complutense de Madrid y veterinario de la clínica Montepríncipe, en el blog Eroski Consumer: “Las cataratas caninas tienen un proceso y tratamiento igual que en el caso de las personas, se extrae el cristalino y se implanta una prótesis, porque el proceso de curación requiere el paso por el quirófano”

En este mismo blog nos tranquilizan asegurando que, aunque todas las intervenciones con anestesia presentan riesgos, el porcentaje de complicaciones en el caso de operar las cataratas, como la posibilidad de no recuperar la visión, es de un 5%

¿Cómo es la recuperación tras la operación?

La convalecencia durará alrededor de tres semanas, durante las cuales la mascota tendrá que llevar un collar especial para proteger los ojos. Además, debemos restringir al máximo los movimientos, nada de carreras, juegos o movimientos bruscos.

Conclusión: hay que estar muy atentos a la salud ocular de nuestros perros porque cuanto antes se detecten los problemas, más fácil será solucionarlo. Para que nos sea más fácil reaccionar, santalucía ofrece su Seguro de Mascotas para ayudarnos ante cualquier consulta o intervención.

Post anterior ¿Qué es el subsidio por hospitalización?
Siguiente post ¿Qué gastos extras tengo que tener en cuenta en la asistencia extrahospitalaria?

Contenidos recomendados

accidente

Qué hacer y qué no en un accidente de tráfico

Se acerca la Navidad y durante estas fechas los desplazamientos en coche se duplican.

Estafas en Internet

Cómo detectar estafas en la red y en la compra online

Desde que Internet y las redes sociales han llegado a nuestras vidas, está claro que han cambiado por completo nuestra forma de comunicarnos, de informarnos e incluso de hacer nuestras compras.

Juguetes educativos

Beneficios de los juguetes educativos y ecológicos

A medida que se acercan las fechas navideñas, llegan las dudas sobre qué juguetes regalarles a nuestros hijos, sobre todo cuando son muy pequeños.

Ver más contenidos

Síguenos también en nuestras Redes Sociales

la política de privacidad


Place your text here


Acepto la política de privacidad