Uno de los grandes debates que pueden surgir en una cocina puede ser si utilizar el horno o el microondas. El debate está servido al sacar este tema, pero nosotros no queremos hablar sobre cuál es más saludable o más beneficioso para nuestra salud, sino que queremos hablar de ahorro.

Seguro que muchas veces te habrás preguntado qué consume más energía ¿el horno o el microondas? Y después te preguntarás ¿qué me sale más caro? Hoy queremos explicarte con qué aparato ahorras más.

Por un lado, tenemos el horno que es uno de los electrodomésticos más utilizados y extendidos en las cocinas españolas. ¿Quién no tiene uno? Y por otro lado está el microondas que desde los años 90 se ha instalado en casi todos los hogares españoles, ¿verdad? Ahora bien, ¿Tienes ambos electrodomésticos en la cocina? Y ¿los utilizas por igual? ¿Conoces su consumo? Seguro que la mayor parte del tiempo estás tan absortos en el día a día y en la rutina que no te detienes a analizar el coste de la utilización de todos estos aparatos y esa es la gran diferencia entre uno u otro.

Consumo del microondas

Este aparato eléctrico es uno de los más eficientes de toda la cocina. El tiempo para calentar o cocinar los alimentos no es muy elevado. En función de la cantidad habrá que programar más tiempo o bien, más potencia. A diferencia del horno, al abrir la puerta no se pierde energía.

Eso sí, la pega que le vemos a este aparato es que no funciona bien con alimentos con bajo contenido en agua.

Si tomamos como referencia la energía que necesitamos para calentar un litro de agua, en el microondas utilizamos aproximadamente unos 0.10kWh

Consumo del horno

El horno es uno de los electrodomésticos menos eficiente que tenemos en las cocinas. Siguiendo con la referencia anterior, para calentar un litro de agua necesitaríamos 0.38kWh, más del doble que en el microondas.

Además, el tiempo para conseguir una temperatura apta para la cocción de alimentos es muy elevado de 10 a 15 minutos aproximadamente y si abre la puerta se pierde energía que luego se tarda en recuperar. En definitiva, si reducimos el uso de este aparato también ahorraremos.

En conclusión, el microondas consume menos energía y tarda menos tiempo por lo que consume menos y nos ahorramos dinero. ¡Duda resuelta! Así que si lo que quieres es ahorrar en tu cocina tienes que optar por utilizar más el microondas y dejar el horno para ciertos alimentos u ocasiones especiales. ¿Te animas a ahorrar?