Con la repentina bajada de temperaturas, nuestro cuerpo puede verse afectado. Los cambios bruscos pueden causar estragos en nuestras defensas, dando paso a un duro resfriado.

Hoy, desde santalucía, te ofrecemos consejos básicos que debes seguir si no quieres que tu cuerpo se resienta a causa del frío que nos acompaña estos días.

Ten cuidado con las temperaturas

Los cambios bruscos de temperatura entre la calle y nuestra vivienda pueden darnos problemas. Por ello, es recomendable que la temperatura media de nuestro hogar sea de 22º C y que, además, ventilemos el espacio de forma continua.

No abandones las actividades físicas

Es bueno que realices ejercicio durante todo el año, pero, en invierno, éste nos ayuda, además, a mantener el calor. No es necesario que salgas a correr si no quieres helarte de frío; busca un espacio cubierto donde puedas realizar tu actividad favorita. 

Utiliza una vestimenta acorde al tiempo

En pleno invierno, debemos utilizar ropa que nos ayude a conservar el calor, con el fin de que el cuerpo esté caliente. Por ello, se recomienda que vistamos ropa térmica o, en su defecto, recurramos a varias capas.

Refuerza tus hábitos de alimentación

Con el frío, es imprescindible que aumentemos el nivel de calorías consumidas para que nuestro cuerpo no se vea afectado. Así, debemos tomar, sobre todo, los siguientes alimentos, siempre de forma equilibrada: frutas, verduras, frutos secos, queso, pescados azules, carne, huevos y legumbres. En ningún momento debemos modificar nuestros hábitos, como pueden ser el número de comidas o las horas de ingesta.

 

En santalucía, sabemos que, pese a nuestros esfuerzos por no caer enfermos, hay ocasiones en las que nuestro organismo no soporta el frío o el ritmo diario. Por eso, ofrecemos diversos seguros de salud, para que, pase lo que pase, siempre cuentes con la ayuda que necesitas.