Estamos inmersos en plena época de gripes y catarros, ¿has caído ya? Si todavía no lo has hecho te damos unos cuantos consejos para que los incorpores a tu día a día y puedas seguir libre de virus este invierno.

  1. Hábitos saludables. Si el sistema inmunitario está en un estado óptimo le resultará más sencillo responder y protegerse de las infecciones que lo ataquen. Por ello, practicar ejercicio de manera regular, no fumar…son prácticas que te ayudarán.
  2. Alimentación equilibrada. Una alimentación sana y equilibrada ayudará a que el sistema inmunológico esté es buen estado. Además por estas fechas es recomendable llevar una dieta rica en Vitamina C incorporando naranjas, kiwis…
  3. Hábitos de higiene. Una de las maneras más habituales de transmisión de los virus es por las manos. Normalmente están en contacto con todo tipo de gérmenes, por ello debemos ser precavidos y siempre que podamos lavar las manos correctamente, sobre todo antes de comer.

Por otro lado, es importante que se utilicen pañuelos desechables que siempre son más higiénicos que los pañuelos de tela.

Además de realizar estos hábitos existen ciertas medidas especiales para colectivos más vulnerables como pueden ser las personas mayores. A partir de los 65 años se recomienda que para prevenir la gripe se vacunen. A este colectivo se le debe sumar otros como los trabajadores de centros sanitarios, las mujeres embarazadas, personas con enfermedades crónicas cardiovasculares o pulmonares y cualquier otro colectivo que estén más expuesto a la gripe de lo habitual.

Remedios caseros contra la gripe

Aunque llevemos a cabo todas estas medidas de prevención puede ocurrir que caigamos enfermos igualmente. Debes saber que la gripe se contagia por un virus y no por bacterias por lo que los antibióticos no harán nada. Para los casos de gripe se recomienda: 

  • Ingerir abundantes líquidos: Es muy importante que se ingieran abundantes líquidos mientras se pasa la gripe. Ayudarán a limpiar
  • Reposo: dejar descansar el cuerpo y que así los medicamentos y el resto de remedios que estemos tomando puedan hacer efecto.
  • Analgésicos: El ibuprofeno, el paracetamol ayudan a aliviar los síntomas de malestar general y dolor muscular, además de bajar la fiebre.
  • Antitusivos: Si la gripe viene con tos puedes optar por un jarabe o pastillas contra la tos.
  • Antihistamínicos: Los antihistamínicos son más utilizados para las alergias, pero también vienen muy bien en los procesos gripales o catarrales. Alivian los síntomas de la congestión nasal. Es importante saber que este tipo de medicamento tiene como efecto secundario que puede producir somnolencia, por lo que es recomendable no conducir después de su consumo.

Recuerda que antes de comenzar cualquier tratamiento es mejor que acudas a tu médico para que te recomiende lo que más te convenga.

Contenidos recomendados

Vitaminas

Vitaminas necesarias para el buen funcionamiento

Las vitaminas son esenciales para el buen funcionamiento del organismo y deben estar incluidas en la

Contaminación acústica

Contaminación acústica: consecuencias

Cuando hablamos de contaminación siempre pensamos en la producida por el vertido de residuos tóxicos al medio

Estirar para prevenir las agujetas

Remedios caseros para combatir las agujetas

Ahora que entramos en la recta final de la “operación bikini” y aumentamos nuestros esfuerzos para

Ver más contenidos

Síguenos también en nuestras Redes Sociales

la política de privacidad


Place your text here


Acepto la política de privacidad