¿Qué seguro escojo? ¿Qué coberturas necesito? ¿Tengo que aportar algún tipo de documentación? ¿Me cubrirá lo que necesito? Estas son las dudas que te pueden surgir en el momento que quieres contratar un seguro, del tipo que sea.

Existen muchos tipos de seguros en el mercado. Dependiendo de tu necesidad, tendrás que optar por uno u otro. Pongamos por ejemplo que necesitas un seguro para tu hogar. Lo primero de todo es conocer los bienes que quieres asegurar. No solamente la vivienda, sino también lo que hay en su interior. Es muy importante que cuando hables con tu asegurador le expliques claramente todos los bienes a asegurar. Ya que si no es así, acabarás teniendo un infraseguro o un sobreseguro.

‘Infraseguro: cuando la cifra asegurada que aparece en la póliza es menor al valor real del bien asegurado. Si aseguras el 70% del valor real del bien, el seguro te cubrirá el 70% de valor del bien asegurado.

Sobreseguro: cuando la suma que figura en la póliza es superior al valor real del bien asegurado. En ningún caso la aseguradora se hará carga en un siniestro de un valor superior a la suma asegurada’

Después de hablar con la aseguradora, ésta deberá estudiar tu caso y hacerte una propuesta que se ajuste a tus necesidades.

Llega el momento de fijarse bien. Antes de contratar cualquier producto es muy importante leer detenidamente la póliza para ver los daños cubiertos, los límites de cobertura y las exclusiones. Además, comprueba que los datos sean correctos, es decir, los personales, el importe de la prima, la fecha de vencimiento, la de inicio y la duración.

Ya has pedido una valoración, te la han entregado y estás conforme, ¿qué te queda? Pues simplemente, formalizarla. Para ello, debes realizar el pago de cuota o prima correspondiente y así tu póliza entrará en vigor.

¡Enhorabuena! Ya has contratado un seguro.

A continuación, te queremos explicar algún término básico, dependiendo del seguro que vayas a contratar, que te puede venir muy bien. ¿Listo?

  • CONTINENTE Vivienda, paredes, techos, suelos, instalaciones, etc. Es decir, todos aquellos bienes que no pueden separarse del inmueble sin menoscabo.
  • CONTENIDO Muebles, electrodomésticos, ropa, etc. Bienes que se encuentran dentro del inmueble y que se pueden separar del mismo sin dañarlo.
  • RESPONSABILIDAD CIVIL Cubre el daño material o corporal y los perjuicios económicos que el Asegurado o los objetos Asegurados puedan causar a terceras personas.
  • INFRASEGURO: cuando la suma asegurada en la póliza es menor al importe real del bien.
  • SOBRESEGURO: cuando suma asegurada de la póliza es mayor al importe real del bien.
  • CARENCIA: es el periodo de tiempo en el que, aun estando en vigor la póliza, el asegurador debe esperar para poder acceder una cobertura determinada.
  • COPAGO: pequeña cantidad de dinero adicional a la prima del seguro que se deben pagar en algunas pólizas cada vez que se utilizan ciertos servicios médicos.

Con estos términos y los pasos a seguir de antes, ya tienes los conocimientos básicos para contratar un seguro. Aunque nuestra recomendación es que hables con un profesional. El asesoramiento de los agentes es la mejor manera de saber realmente que producto necesitas.