Aunque el trabajo y las obligaciones familiares acaparan la mayor parte de nuestro tiempo,  cada vez somos más conscientes de la importancia de liberar el estrés, cuidando de nuestra salud física y mental. Una de las fórmulas más sanas, sin duda, es la práctica de algún deporte o de un entrenamiento personalizado que se adapte a nuestras capacidades, intereses y tiempo libre. El ritmo de vida tan acelerado al que estamos sometidos cada día, hace que también queramos conseguir ponernos en forma con ejercicios de alta intensidad (HIIT), dedicándole pocos minutos pero viendo resultados en un tiempo record.  Entrenamiento LISS

Sin embargo, para aquellas personas que quieran retomar el hábito de hacer ejercicio, disponen de más tiempo y prefieren entrenar de forma más calmada, existe el entrenamiento de intensidad baja, también conocido como LISS (Low Intensity Steady State), que requiere de un trabajo constante y más prolongado. Se basa, por tanto, en la práctica de ejercicios cardiovasculares de intensidad moderada, combinados con un esfuerzo regular que permiten bajar de peso y  reducir grasa corporal sin lesionarse.

Por tanto, la rutina ideal para aquellas personas que empiezan a hacer ejercicio, ya que no exige tanto esfuerzo físico y permite quemar igual o más calorías, que con el entrenamiento de alta intensidad, es el método LISS, cuyas sesiones exigen una duración mínima de 45 minutos. ¿Quieres saber en qué consiste? Aquí te mostramos algunos ejercicios con los que podrías empezar a entrenar, sin necesidad de tener conocimientos técnicos previos ni gastarte demasiado dinero.

  1. Caminar rápido. Caminar a ritmo ligero o trotar lentamente está demostrado que es el ejercicio aeróbico más sano que existe. Además está comprobado que a la hora de quemar grasa es tan efectivo como correr.
  2. Subir escaleras o cuestas. Es un ejercicio que todos podemos hacer cada día de forma sencilla y sin necesidad de ir al gimnasio ni gasto económico alguno. Pero si lo prefieres, puedes trabajar sobre una cinta.
  3. Nadar en el mar o en la piscina. La natación es un ejercicio completo que mueve todo el cuerpo. Pero es importante hacerlo de forma moderada.
  4. Remar. Se puede realizar este ejercicio sobre una máquina de remo pero si se tiene la posibilidad de utilizar una barca para hacerlo en un río o un lago, además de trabajar todo tu cuerpo, disfrutas del placer de hacer deporte en plena naturaleza.
  5. Ir en bicicleta. Si cuentas con una bicicleta de montaña, de paseo o estática no olvides hacer ciclismo a ritmo ligero pero continuado.
  6. Hacer aeróbic o bailar. Si te gusta bailar o ir a las clases de aeróbic, es una oportunidad perfecta de disfrutar del ejercicio suave o de baja intensidad y además conocer gente.
  7. Utilización de máquinas elípticas. Es necesario que cuando se haga ejercicio sobre estos aparatos cardiovasculares llevemos siempre un ritmo correcto, es decir, que mantengamos el ejercicio de forma constante pero sin subir demasiado las pulsaciones.

El entrenamiento LISS o de baja intensidad es sin duda un tipo de ejercicio perfecto para los que están empezando y quieran mantenerse sanos y en forma. Ideal para todo tipo de personas, ya que al no necesitar de ejercicios tan agresivos ni tan exigentes, la recuperación es más rápida y por tanto, se puede practicar con mayor frecuencia. ¿Te animas a intentarlo?

Contenidos recomendados

Alzheimer

9 datos sobre el Alzheimer

Aprovechando que hoy, 21 de septiembre, es el Día Mundial del Alzheimer,

La importancia de la prevención en la salud dental

Características de los cepillos eléctricos

¿Estás pensando en cambiar tu cepillo manual por uno eléctrico?

Alergia o resfriado

¿Alergia o refriado?

¿Sabes distinguir una alergia de un resfriado? Con la llegada del otoño,

Ver más contenidos

Síguenos también en nuestras Redes Sociales

la política de privacidad


Place your text here


Acepto la política de privacidad