Cuando uno se decide por contratar un seguro surge una duda, hacerlo por Internet o a través de un agente de seguros. Las dos son perfectamente válidas, pero cada una con sus ventajas.

A continuación, te explicaremos las ventajas de cada método de contratación.

Contratación en oficina o por medio de un agente de seguros

Contratar un seguro a través de una agencia o de un corredor de seguros es la manera tradicional que todos conocemos. Este método es perfecto para aquellas personas que prefieran un trato directo y quieran preguntar sus dudas o solicitar información directamente a un agente en persona.

Las ventajas de este medio son la cercanía y la accesibilidad de sus trabajadores.

Contratación por Internet

Desde hace unos años la contratación de seguros a través de la web ha aumentado. Esta forma es ideal para personas que quieren buscar información por si mismos para luego comparar garantías y precios.

Como ventajas de este método de contratación esta la posibilidad de encontrar en Internet ofertas que solo están disponibles si realizas la operación a través de la web. Además, también está la ventaja de poder consultar cuando necesites la información, ya que estará disponible las 24 horas al día, los 365 días al año.

¿Cuál escoger?

Como te decíamos antes, no existe una mejor que otra. Cada una se adapta a un tipo de cliente. Por norma general incluyen las mismas garantías y los seguros son los mismos. Sí es cierto que en ocasiones existen productos exclusivos y más sencillos para la contratación online. Nosotros te invitamos a que entres en la web y eches un vistazo a los seguros que tenemos disponibles. Luego tú escoges si contratarlo por Internet o si prefieres buscar tu agencia más cercana.