Si tienes afición a la caza, es importante que cuentes con un seguro a la altura. Nuestro Seguro Cazador ofrece las garantías básicas para protegerte frente a cualquier incidente.

garantías básicas del Seguro Cazador

Nuestro Seguro Cazador y sus garantías básicas te protegen

El Seguro Cazador cuenta con garantías básicas que hacen de él un seguro muy completo para los aficionados a cazar. Éstas son las siguientes:

Responsabilidad Civil del Cazador

Cubrimos la obligación de todo cazador con armas de indemnizar los daños corporales causados a otros debidos a la caza. Es de suscripción obligatoria.

Garantía complementaria al Seguro de Responsabilidad Civil del Cazador

En caso de que un tercero exija una indemnización al cazador asegurado, nos encargamos de cubrirla. Esta indemnización puede ser a causa de daños personales y/o materiales, pero también por perjuicios económicos derivados de estos. También es de suscripción obligatoria.


Dirección Jurídica para la Defensa del Asegurado

Es de suscripción obligatoria. Si un tercero realiza una reclamación debido a un siniestro amparado por la cobertura complementaria al Seguro de Responsabilidad Civil del Cazador, nos encargamos de su defensa.

Fianzas judiciales

Nos encargamos de cubrir el importe de las fianzas requeridas al asegurado. Éstas pueden exigirse a causa de un siniestro cubierto por la cobertura complementaria al Seguro de Responsabilidad Civil del Cazador. Es también de suscripción obligatoria.

Reclamación de daños

Cubrimos los gastos necesarios para la reclamación de los daños personales y materiales que un tercero cause al asegurado. Esta reclamación, ante los tribunales españoles, puede ser amistosa o judicial. También incluye los perjuicios derivados de estos daños, consecuencia de los actos u omisiones cometidos con motivo de la caza.

En santalucía, sabemos que nuestra afición favorita puede suponer todo un riesgo. Por eso, ofrecemos nuestro Seguro Cazador con estas garantías básicas, para que, pase lo que pase, nuestra forma de entretenimiento no se convierta en motivo de preocupación. Porque mereces la mejor protección.