A la hora de alquilar una vivienda, esperamos que nuestros inquilinos cumplan con todo lo establecido en el contrato. Sin embargo, puede ser que, por determinados motivos, no sea así.

Por eso, desde santalucía, ofrecemos nuestro seguro de alquiler Protección Total, que incluye las siguientes garantías básicas.

 Garantías básicas del seguro de alquiler

Impago de alquileres

La aseguradora se encargará de cubrir aquellas cuotas mensuales, ya sean consecutivas o alternas, que el inquilino no haya pagado por la vivienda arrendada. Si son consecutivas, éstas se consideran un solo siniestro; si no lo son, cada impago es un siniestro independiente. 

Actos vandálicos y sustracción

Con esta garantía, quedan cubiertos todos los desperfectos o pérdidas derivadas del robo o deterioro de todos los elementos que se encuentran en la vivienda a manos del inquilino tras abandonar la vivienda. Se realizará una comparación con el estado de la vivienda en el momento en que se formalizó el contrato de alquiler.

Defensa jurídica del arrendador

La compañía aseguradora cubrirá los gastos que se deriven de un proceso administrativo, judicial, arbitral o de mediación en el que intervenga el arrendador. Además, éste tendrá a su disposición un equipo de abogados que atenderán sus consultas telefónicamente. La aseguradora garantiza una cuantía máxima de 5.000€ para cubrir las fianzas judiciales civiles y penales por cada evento.

 

Con estas garantías, tendrás la seguridad de que, llegue o no a buen puerto el alquiler de tu vivienda, contarás, gracias al seguro de alquiler Protección Total, con las herramientas necesarias para hacer frente a los obstáculos que puedan llegar. Porque alquilar tu vivienda no debería suponer un problema.