En el momento de comprar un coche, además de un diseño atractivo, buscamos que sea funcional y, sobre todo, la seguridad de que se trata de un vehículo que, a corto plazo, no va a darnos ningún problema.

Sin embargo, es posible que, por motivos desconocidos -y no tan desconocidos- nuestro coche comience a experimentar problemas que no esperábamos. En este caso, ¿no nos gustaría contar con un seguro de coches que nos ofrezca una solución fácil y rápida?

shutterstock_162913541

Si nuestro coche nos deja tirados en mitad de la carretera, porque, repentinamente, ha decidido que es buen momento para no arrancar, ¿no nos gustaría recibir la ayuda de una grúa en menos de una hora desde que llamamos pidiendo ayuda?

 

Si sufrimos un accidente que deja nuestro coche en mal estado, ¿no sería ideal que, en menos de 24 horas, un perito nos diese una valoración para, así, saber a qué atenernos?

 

Y si, por ejemplo, nuestro coche necesita grandes reparos, de unas ocho horas -de reloj- de duración, ¿no estaría bien que lo tuviésemos de vuelta, con todo arreglado, en menos de 72 horas?

 

Todo ello es posible gracias a la Cláusula 1:24:72 de nuestro seguro de Coche, para que tu coche esté protegido frente a cualquier amenaza. ¿Lo mejor de todo? Si incumplimos cualquiera de los niveles de servicio ya mencionados, te compensamos: no tendrás que pagar el precio del seguro de la próxima renovación.

 

Esta Cláusula 1:24:72, combinada con otros servicios como la sustitución de tu coche por otro de alquiler en caso de accidente o robo o la cobertura de 200 y 500 euros para los cursos de recuperación parcial de puntos y pérdida del carnet, respectivamente, te ofrecen la certeza de que, nuevo o antiguo, tu coche estará protegido.

 

En santalucía, sabemos que toda inversión que realizas, ya sea material o no, está destinada a mejorar tu día a día. Por eso, tratamos de que, por mucho contratiempo que llegue, no tengas que detener tu vida. Porque mereces vivir sin preocupaciones.