Tu coche es un bien preciado que debes cuidar con mucho mimo. La acumulación de suciedad es un foco muy importante de corrosión y por eso, es importante que lo mantengas limpio.

Los consejos que tu coche agradecerá

No dejes mucho tiempo las manchas de la carrocería sin limpiar. Pronto será suciedad incrustada y corrosiva para la pintura. Utiliza brochas y bayetas indicadas para coches y así evitarás rallarlo. Cuando hagas un auto lavado no te olvides de retirar las hojas acumuladas en las zonas por las que entra el aire y limpia bien las aletas y las esquinas de tu vehículo.

Es importante que mantengas el motor de tu coche limpio. Realiza un prelavado con la pistola de alta presión para quitar la suciedad de las zonas difíciles. Eso sí: extrema el cuidado y protege con bolsas de plástico todos los elementos electrónicos. Sella a la perfección piezas como el alternador, la centralita, la batería y todas las conexiones con cables. También aquellas zonas por las que pueda entrar el agua. No te olvides de realizar la limpieza del motor cuando esté totalmente frío.

Si te parece escuchar algún ruido extraño, ¡no lo dejes pasar! Es probable que delate algún problema en el motor o en algún elemento mecánico. Además, es muy importante que mantengas los frenos limpios y en buen estado. Si llegase a rozar un metal con otro se pueden estropear los discos. No olvides que la correa de distribución es fundamental para la vida del motor.

Desde santalucía te ofrecemos estos consejos para que cuides con mimo tu coche y además, te ofrecemos nuestro seguro de coche con amplias coberturas que nunca te dejarán tirado ante un problema con tu vehículo.