Está claro que el famoso refrán “A quien madruga, Dios le ayuda”, no es un cuento. Cuando madrugamos, aprovechamos más el día, entre otras cosas, porque nos despertamos de buen humor. Pero, en santalucía sabemos que para madrugar con energía, es fundamental que sigas algunas pautas, antes, durante y después de dormir. Te las contamos:

buen humor
Despiértate de buen humor

Consejos para despertar con buen humor

Intenta llevar una rutina de sueño. Cuando el cuerpo está habituado a un horario fijo de descanso está comprobado que el sueño es más reparador.

Antes de dormir evita tomar alcohol y bebidas excitantes. Tu cuerpo te lo agradecerá. Te dormirás antes y te resultará más fácil despertarte a la mañana siguiente.

Una cena sana y ligera también te ayudarán a conciliar mejor el sueño. Beber un vaso de leche caliente justo antes de acostarte te facilitará una noche de descanso. Si estás dando vueltas en la cama toda la noche, te levantarás de mal humor, seguro.

Duerme en una habitación bien ventilada y con una temperatura media. Ni el frío, ni el excesivo calor, son buenos aliados del descanso. Te despertarás con mejor humor.

No retrases la hora de levantarte de la cama, apagando el despertador y siendo perezoso. Si te incorporas en cuanto oigas la alarma lo harás cargado de más energía. Puedes hacer un truco: pon el despertador al otro lado de la habitación. De esta manera, tendrás que levantarte para apagarlo, lo que te hará más fácil no volverte a dormir.

Al levantarte dúchate con agua más bien tibia. Necesitas despejarte bien para sentirte con fuerzas para afrontar el día y el agua caliente no ayuda a este proceso para comenzar el día.

Come fruta en tu desayuno para que tu despertar sea perfecto y completo. Tienes una jornada laboral entera por delante y necesitas el buen humor como ingrediente fundamental.

Si incorporas estos consejos a tu rutina matutina, es más que probable que tengas un despertar lleno de energía y humor. ¡Tu jornada laboral no se te resistirá!