Durante el embarazo, salvo que el médico diga lo contrario, se debe intentar realizar una vida normal y practicar algún tipo de ejercicio. Es importante ayudar a nuestro cuerpo a prepararse para los meses de gestación y para el parto.

Lo recomendable sería que se practicara deporte desde antes de quedarse embarazada, pero, lamentablemente no todo el mundo lo realiza. Si tú eres de las que no realiza ejercicio y ahora estás embarazada, no te preocupes, como dice el refrán “nunca es tarde si la dicha es buena”. Así que te queremos recomendar los ejercicios más apropiados para tu estado de buena esperanza.

¿Qué deporte practicar estando embarazada?

Durante el embarazo debes huir de deportes de alta intensidad o que requieran mucho esfuerzo. Lo importante es que mantengas tu cuerpo activo durante cortos periodos de tiempo, pero con frecuencia. Por ejemplo, realizar ejercicio 3 veces por semana de 15 o 20 minutos al día.

Los deportes recomendados suelen ser la natación, caminar o practicar pilates.

La natación es un ejercicio muy completo para las embarazadas y para las que no lo están. Los ejercicios dentro del agua no ofrecen casi resistencia y el impacto en articulaciones es casi nulo. A su vez, a las embarazadas, les alivia la tensión de la espalda al estar sentirse más ligeras. Además, ayuda a mejorar el tono muscular, estimula la circulación y aumenta la resistencia pulmonar.

Al realizar este deporte toma unas mínimas medidas de seguridad como, por ejemplo:

  • Ducharte antes de entrar en el agua
  • Realizar el ejercicio de manera progresiva
  • No realizar esfuerzos
  • Ducharse y quitarse la ropa mojada nada más terminar

Otro deporte que se puede practicar es pilates. La práctica regular de este ejercicio ayuda a fortalecer la espalda, el abdomen y el suelo pélvico (un músculo muy olvidado que a las embarazadas les viene muy bien tener en forma).

Entre los beneficios del pilates se puede destacar:

  • Tonificar los músculos
  • Corrige la postura corporal
  • Mejora la circulación
  • Enseña a controlar la respiración
  • Fortalece el suelo pélvico
  • Favorece la recuperación después del parto

Por último, pero no por ello menos importante, está el caminar. Lo ideal para las embarazadas es que realicen este ejercicio a diario, de una hora de duración, pero sin forzar demasiado.

Caminando se conseguirán múltiples beneficios como:

  • Relajar tensiones
  • Tonificar todos los músculos
  • Mejorar la circulación

Así que ya sabes, si estás embarazada y, tu médico te lo permite, no dejes de practicar ejercicio durante estos 9 meses.

Contenidos recomendados

Entrenamiento LISS

¿En qué consiste el entrenamiento LISS?

Aunque el trabajo y las obligaciones familiares acaparan la mayor parte de nuestro tiempo,  cada vez somos más conscientes de la importancia

Cáncer infantil

Día Internacional del cáncer infantil

Hace pocos días celebrábamos el Día Mundial Contra el Cáncer para hacernos eco de esta enfermedad que puede afectar a todas las personas por igual

Beneficios del mindfulness

Los beneficios del Mindfulness

Lo más seguro es que en los últimos tiempos hayas oído hablar del “Mindfulness“, una corriente enfocada en aprender a vivir

Ver más contenidos

Síguenos también en nuestras Redes Sociales

la política de privacidad


Place your text here


Acepto la política de privacidad