Con el paso de los años, aumentan los malestares, los sustos, las visitas a la consulta médica… Nuestro cuerpo, cada vez más, nos da pequeñas llamadas de atención, y debemos ser conscientes de que nuestra salud no es un juego.

shutterstock_319607033

En santalucía, sabemos que, llegados a cierta edad, debemos ser cautelosos y contar con toda la ayuda posible. Por eso, ofrecemos el Seguro de Asistencia Familiar iPlus, con una garantía dedicada exclusivamente a mayores de 65 años, porque no importa cuántos años pasen, siempre querremos contar con alguien que se preocupe por nosotros.

¿Qué cubre la Asistencia Senior (a partir de 65 años)?

  • ¿Cuántas veces hemos pensado en las citas médicas que tenemos próximamente o dentro de un tiempo y nos ha dado un dolor de cabeza con sólo tratar de recordarlas todas? Te ofrecemos la teleasistencia más completa, recordándote, no sólo estas citas, sino dando información sobre las mismas a tus familiares. De esta forma, ya no tendrás que preocuparte y podrás dejar atrás el miedo de que se te olvide una visita al médico.
  • ¿Necesitas servicios complementarios que se adapten a tus necesidades y condiciones? Con esta garantía, recibirás asesoramiento e información sobre cada uno para que tengas la seguridad de que, elijas lo que elijas, estará hecho a tu medida.
  • En ocasiones, dependemos de nuestros familiares más cercanos, y no siempre pueden cuidar de nosotros. Para estos casos, puedes contar con el acceso a complejos residenciales de Ballesol durante 10 días al año, siempre y cuando cuentes con una dependencia de grado III, es decir, cuando necesites ayuda para realizar actividades básicas de la vida diaria debido a pérdida total de autonomía física, mental, intelectual o sensorial
  • Si contratas la cobertura Medico-Asistencial, recibirás asistencia médica siempre que lo necesites. Y no sólo eso, sino que, además, incluye ampliación post-hospitalaria para aquellos momentos en que lo necesites.

 

Con todo, tendrás la seguridad de que, más allá de los pequeños problemas propios de la edad, tu salud no correrá peligro si está en buenas manos. Porque la vida no acaba al llegar la vejez, no si así lo quieres.