En la época en la que vivimos nuestros hijos quizás no sean conscientes de los problemas económicos provocados por la crisis. Probablemente es bueno que no sean conscientes de las situaciones drásticas a fondo; pero tienen que ser conocedores de lo importante que es ahorrar actualmente y también el esfuerzo tan grande que papá o mamá hacen para traer el dinero a casa.

dreamstime_xl_24917011

Es aconsejable que de una manera adecuada a su edad expliquemos a los más pequeños de la casa el funcionamiento de nuestra economía en el hogar. No sobra que les contemos los gastos que hay en casa: el recibo de la luz, el agua, el teléfono, lo que implica hacer la compra del supermercado… Así, aprenderán a valorar la importancia del dinero y el esfuerzo que los padres hacen por ganarlo.

En una sociedad consumista, como la nuestra, es fundamental que los pequeños sepan diferenciar perfectamente entre lo que es un gasto necesario y lo que es un gasto superfluo. Tienen que saber que no se puede comprar todo lo que pidan. Una manera fácil y divertida de enseñarles a crear hábitos útiles para cuando se conviertan en adultos, es jugando con ellos, por ejemplo, al famoso Monopoly , o a las “tiendas”, o, incluso, también obligándoles a realizar actividades que les supongan un esfuerzo, como recoger su habitación u ordenar sus juguetes.

También, es conveniente que los niños con cierta edad, ya gestionen su propia paga. Es importante dar la oportunidad a los niños de manejar su dinero: para gastar y para ahorrar. Es aconsejable que vayan ahorrando con un objetivo final: ahorrar lo suficiente para comprar algo que les guste. Ayúdale a concretar el límite claro entre los que necesita comprar y lo que desea comprar. De esta forma los niños se darán cuenta de que ganar dinero y ahorrarlo implica hacer algunos esfuerzos.

Hay varias vías para ayudar a que tus hijos ahorren y te ofrecemos una alternativa: un seguro de ahorro infantil. Empezar a tener sus ahorrillos para hacer frente a sus viajes de estudios, a pagar la matrícula de su carrera universitaria…o incluso, a comprarse su primer coche o cubrir la entrada de su primera vivienda; puede suponer un desahogo en un momento determinado. Además por tener este tipo de seguro disfrutarás de otras ventajas que te ofrece la compañía como pertenecer al Club Joven. ¡Ayuda a tu hijo a ahorrar: no te arrepentirás!