Con la llegada del frío solemos introducir cambios en nuestra alimentación. Parece que los platos de cuchara son más apetecibles. Por tanto: es tiempo de legumbres. Además de los beneficios nutricionales que implica su consumo, nos aportan mucha energía, lo que nos ayuda a afrontar las bajas temperaturas a las que nos vamos a enfrentar.

Es tiempo de legumbres

Un plato de legumbres es un plato energético y saludable. Nunca debe faltar en una alimentación equilibrada. Los especialistas en nutrición recomiendan incluir este manjar entre 2 y 4 raciones a la semana. Sin embargo, estudios recientes demuestran que el 65% de los españoles solo toma legumbres tres veces al mes. ¡muy, muy poco!. Hay que tener en cuenta que disminuir su consumo reduce el consumo de nutrientes fundamentales para nuestro organismo, ya que entre otros componentes, las legumbres nos aportan calcio, hierro y magnesio.

Además en las legumbres residen un grupo de proteínas que ayudan a prevenir enfermedades gastrointestinales. También se habla mucho de consumirlas para la prevención del cáncer de colon y para disminuir el riesgo de enfermedades cardiovasculares. Por esta razón la Fundación Española del Corazón recomienda tomar entre 2 y 4 raciones semanales de legumbres, siempre que se cocinen sin demasiada grasa. La forma de cocinarlas no altera sus propiedades, por lo que podemos tomarlas tanto guisadas como en ensaladas.

Una alimentación sana y variada hace que nos encontremos mejor. Las propiedades de las legumbres es algo que se viene contando desde hace mucho tiempo. Son un componente más de la dieta mediterránea, junto con las verduras, las frutas, los frutos secos, los cereales y el aceite de oliva.

Las propiedades de las legumbres

  • bajo contenido en grasa (excepto la soja, los cacahuetes y los altramuces).
  • contienen hidratos de carbono de lenta absorción, y por tanto de bajo índice glucémico.
  • tiene fibra que ayuda a controlar el colesterol, mejora el tránsito intestinal y además, previene la absorción excesiva de hidratos de carbono.
  • antioxidantes que previenen las enfermedades cardiovasculares.
  • son ricas en proteínas
  • micronutrientes y minerales (calcio, hierro y magnesio) y vitamina B para ayudar a regular el metabolismo interno.

Está claro. Debemos recuperar las buenas costumbres alimenticias y consumir más legumbres. Desde santalucía te animamos a que aumentes el consumo de legumbres, si lo habías reducido, y te ofrecemos uno de los mejores seguros de salud a tu disposición. Siempre pensamos en ti y en los beneficios para tu salud.