En casa, es esencial que tengamos una caja de herramientas. Aunque no seamos unos expertos del bricolaje, éstas pueden salvarnos en más de una ocasión.

Las herramientas imprescindibles

Son muchas las herramientas que podemos tener en casa, tantas como deseemos. Sin embargo, hay algunas que siempre debemos tener. ¡Veamos cuáles son!

Martillo

El martillo es, posiblemente, junto a los clavos, la herramienta que más utilicemos en nuestra vivienda. Entre sus usos, podemos destacar el de colgar cuadros o arreglar partes rotas de una pieza. Es recomendable que, cada cierto tiempo, lo lijemos para mantenerlo en buen estado.

Cinta métrica

Queramos arreglar un objeto o traer un mueble nuevo a casa, la cinta métrica siempre será nuestra fiel compañera. Si tiene un tope, mejor que mejor. ¡Así no necesitarás ayuda de un tercero!

Destornillador

La mayor parte de las piezas tienen tornillos, por lo que es importante contar con un destornillador. Es bueno contar con un kit que incluya destornilladores de todo tipo.

Alicates

Si no queremos perder los nervios mientras intentamos sujetar cualquier cosa, los alicantes son la herramienta que necesitamos. Un alicate de tamaño medio será suficiente.

Taladro

En esta lista de herramientas imprescindibles, sólo encontraremos una herramienta eléctrica, y ésta es el taladro. Es importante que compremos uno de buena calidad para evitar destrozos haciendo agujeros.

Linterna

Una linterna es de gran ayuda si, inesperadamente, se produce un corte de luz en nuestra vivienda. También podemos necesitarla si tenemos que trabajar en zonas oscuras. Es importante que la guardemos siempre en el mismo sitio para que la encontremos con facilidad.

Cinta aislante

Si un cable se ha pelado y queremos evitar problemas, la mejor opción es utilizar cinta aislante. De esta forma, evitaremos posibles cortocircuitos o, incluso, incendios.

Escaleras

No es una herramienta que podamos guardar en nuestra caja, pero es igual de necesaria. No hace falta que compremos unas demasiado grandes; bastará con que tenga unos tres o cuatro peldaños.