En esta época del año somo muchos – y me incluyo – los que nos preparamos para las deseadas vacaciones. Buen tiempo, diversión y desconectar son algunos de los objetivos que tenemos para esos días.

Pero, como no, antes de irte y disfrutar hay que organizar el viaje. Esta parte, querida por unos y odiada por otros, es inevitable ante cualquier viaje. Así que, ¡manos a la obra!

Una vez que tienes tu destino escogido y reservado, solo hay que preocuparse por la maleta. ¿Solo? Para algunos preparar la maleta es una odisea y se hace imposible cuando tienes limitado el tamaño. Por este motivo, queremos ayudarte en el proceso de hacer las maletas y que te conviertas en todo un profesional.

1. Tamaño de tu equipaje

Es muy importe saber qué tipo de maleta puedes llevar contigo. Para ello, si viajas en avión no te olvides de echar un vistazo en las condiciones de equipaje de la compañía aérea. Si por el contrario vas en coche asegúrate del espacio disponible para calcular el tamaño. Escoge también el material, rígida, por ejemplo, si viajas en avión – ya que no suelen tratar muy bien a las maletas – blanda, si vas en coche y necesitas que se adapten al resto de equipaje.

2. Haz una lista

Para cualquier cosa que te imagines, puedes crear una lista y para hacer una maleta, no podía ser menos. Crear una es uno de los mejores trucos para que no se te olvide nada y hacer una maleta de 10. Eso sí, no vale hacerla el día antes, ya que con las prisas y nervios se te olvidará algo seguro. Así que ya sabes, unos días o semanas antes – depende de cómo seas de organizado – siéntate con calma y comienza a apuntar todo aquello que creas que puedes necesitar de vacaciones. Cuando la vuelvas a revisar seguro que hay cosas que quitarás y otras que irás añadiendo.

3. Prepara la ropa

Esta puede ser una de las tareas más difíciles. Por eso, te queremos dar un truco: crea conjuntos. Que te vas una semana a la playa pues necesitarás 7 conjuntos para la playa y otros 7 para después de la playa. Esto no quiere decir que tengas que llevar 14 faldas o vestidos, combina la ropa utilizando varias prendas en diferentes conjuntos y piensa siempre en el espacio de la maleta.

Ten en cuenta que siempre tendemos a ponernos aquello que utilizamos a diario, así que no cargues tu maleta llena de ‘por si acasos’ porque sabes tan bien como yo que no los pondrás.

4. Haz la maleta

Una vez que la lista está hecha y la ropa preparada, llega el momento de guardarlo en la maleta. Puede resultar complicado, pero no lo es si has preparado la ropa en función del tamaño de tu equipaje.

Un truco para que la ropa ocupe menos es enrollarla en forma de tubo. Coloca primero el calzado que es lo que más ocupa y guárdalo de manera individual para aprovechar más el espacio. Por último, coloca las prendas que se puedan arrugar lo más arriba de la maleta.

Por último, recordarte llevar siempre contigo toda la documentación que necesites: pasaporte, DNI, billetes, resguardos de las reservas, información del destino…todo lo que creas que es importante y no debes perder de vista.

¡Ya está! Con estos consejos estás preparado para realizar la maleta perfecta y marcharte de vacaciones.

Un último consejito: para prevenir cualquier incidente que pueda ocurrir, lo mejor es contar con un seguro de viaje. Así que te dejamos toda la información aquí. Seguro que te resulta útil.