Los altibajos de temperatura que solemos sufrir con los cambios de estaciones pueden provocar que enfermemos de un día para otro. Por ello, hoy te queremos proponer unos consejos para evitar caer enfermo por los cambios de temperatura.

Tips para no enfermar por los cambios del clima

Está claro que la ropa es una herramienta fundamental para evitar que los virus entren en nuestro cuerpo y den paso a las enfermedades, sobre todo, respiratorias e intestinales. Elige la ropa adecuada a la temperatura de cada día. Recuerda, por ejemplo, que si sales de un sitio muy caliente, debes abrigarte para que tu cuerpo no acuse los picos ambientales. Si no lo haces, debilitarás tus defensas y dejarás paso al resfriado e incluso a la gripe. Además, pon mucho empeño en evitar que tus pies se enfríen. Ponte un calcetín bien fuerte cuando las temperaturas sean muy bajas. Si tus pies se mojan con la lluvia, debes cambiarte de calcetines lo antes posible. No hay nada peor que los pies fríos o mojados para coger un buen resfriado.

Una buena alimentación, también te ayudará a huir de estas enfermedades. Tu dieta deberá contener todos los nutrientes esenciales, sobre todo mucha vitamina C. Con ella protegerás las células y ayudarás a que tu cuerpo se llene de defensas. Otro elemento fundamental en tu alimentación para evitar caer enfermo, es la fibra. Si la consumes a diario serás más inmune a los atacantes externos.

Beber mucho líquido es fundamental durante todo el año, pero más cuando afrontamos un cambio de estación. Cuanto más hidratado esté tu cuerpo mayor será la capacidad de sentirte bien. Un buen vaso de agua, una infusión o un zumo siempre será bien recibido por tu cuerpo.

Recuerda llevar a rajatabla una higiene básica. Además de lavarte bien las manos antes de ingerir alimentos, recuerda que lavarte también la nariz, también es fundamental para evitar resfriados.
No lo dudes, y sigue estos consejos. Desde santalucía, queremos ayudarte a llevar, lo mejor posible, los cambios estacionales. Deseamos que des la bienvenida a una nueva estación, no a una nueva enfermedad.