La falta de apetito puede ser una señal de que en nuestro cuerpo algo no funciona correctamente. En la mayoría de los casos no es una señal alarmante, pero si es un aviso de que algo pasa.

Causas más comunes

La falta de apetito puede deberse a muchos factores y afecta a hombres y mujeres de todas las edades. Aunque si tuvieses que hacer un listado de las causas más comunes, estás serían las ganadoras:

Enfermedad

Por lo general cuando estamos enfermos, nuestro cuerpo pierde el apetito. Un claro signo de mejoría es que el enfermo vuelva a recobrar su apetito habitual y comience a comer de modo normal.

En estos casos el único remedio es reposo y los medicamentos o tratamientos que el médico considere oportunos.

Medicación

En muchos casos si una persona está siendo sometida a un tratamiento farmacológico, lo habitual es que pierda el apetito como efecto secundario del medicamento.

Depresión y factores psicológicos

El estado de ánimo suele afectar negativamente al apetito. Por lo general, estados como la depresión, la ansiedad o el estrés provocan una falta de inapetencia que en los casos más graves puede desembocar en trastornos de la alimentación.  La falta de apetito

Efectos

Los daños físicos más relevantes de la pérdida de apetito derivan de la falta de nutrientes en el organismo. Esto provoca:

  • Disminución de la energía.
  • Debilitamiento y pérdida del cabello.
  • Debilitamiento de las uñas.
  • Debilitamiento del sistema inmunológico.

Cómo recuperar el apetito

No hay una solución exacta para este problema, ya que puede ser provocado por causas muy diferentes. Lo principal es dar con ella a tiempo y así poder atajar el problema desde sus inicios.

Para todos los casos, lo recomendable es acudir a un médico especialista que puede definir la causa de la falta de apetito y así dar con el tratamiento adecuado a cada caso.

En los casos de pérdida de apetito por medicamentos o tratamientos médicos derivados de una enfermedad por lo general, se vuelve a recuperar una vez se termine el tratamiento. Si es debido a un tratamiento que tendrá una duración prolongada en el tiempo, es recomendable tomar algún tipo de vitaminas que puedan paliar ciertos aspectos de inanición.

Si por el contrario, la causa es un factor psicológico, habrá que dar con la causa emocional que nos provoca ese malestar para poder atajarlo. Mientras, al igual que con las enfermedades y medicamentos, podemos contrarrestar los efectos de falta de apetito con suplementos vitamínicos.

Contenidos recomendados

Alzheimer

9 datos sobre el Alzheimer

Aprovechando que hoy, 21 de septiembre, es el Día Mundial del Alzheimer,

La importancia de la prevención en la salud dental

Características de los cepillos eléctricos

¿Estás pensando en cambiar tu cepillo manual por uno eléctrico?

Alergia o resfriado

¿Alergia o refriado?

¿Sabes distinguir una alergia de un resfriado? Con la llegada del otoño,

Ver más contenidos

Síguenos también en nuestras Redes Sociales

la política de privacidad


Place your text here


Acepto la política de privacidad