fecha de caducidad y consumo preferente

Muchas veces utilizamos fecha de caducidad y de consumo preferente como sinónimos, cuando no lo son.

Qué productos deben llevar fecha de caducidad y cuáles fechas de consumo preferente

Dependiendo del tipo de producto deberá indicar una fecha u otra. Por ejemplo, todos los productos pereceros deben llevar fecha de caducidad. Una vez pasada esta fecha no se debe consumir el producto, ya que hay riesgos de que estén en mal estado y puede llegar a ser perjudicial para la salud.

Los productos más habituales que suelen llevar fecha de caducidad son las carnes y pescados crudos, productos lácteos, etc. Estos productos tienen un tiempo de consumo muy reducido y en pocos días pueden producir bacterias.

Por otra parte, la fecha de consumo preferente indica cuando un producto comienza a perder sus cualidades físicas como olor o sabor, pero sigue siendo seguro para su consumo.

Por norma general, los productos de consumo preferente son alimentos como las legumbres, los cereales, el aceite, las latas de conserva, las galletas, etc. Estos productos si se consumen después de fecha de consumo preferente seguirán siendo aptos, pero puede que hayan perdido sabor, propiedades nutricionales o cualquier otro factor que no afecte a la salud de las personas.

Debes saber que si un producto lleva una fecha de consumo preferente no podrá llevar una fecha de caducidad y viceversa.

Existen ciertos alimentos que no llevan una fecha de caducidad ni de consumo preferente. Estos alimentos son las frutas y hortalizas, los vinos, los productos de panadería o repostería que se consuman en un plazo de 24 horas, los vinagres, las sales de cocina y los azúcares.

Cómo se determinan las fechas de duración de un alimento

Hay que conocer los niveles de calidad de cada producto y saber el tiempo en el que se mantendrán en las mejores condiciones.

Los encargados de determinar estas fechas de caducidad o de consumo preferente son los fabricantes y los distribuidores de los productos, siguiendo lo establecido por ley.

Los criterios que se siguen para asignar las fechas son: seguridad microbiológica, la textura, el sabor, olor…

Cuál es el papel del comprador

Los compradores debemos ser conscientes de la información que se nos proporciona en los envases de los alimentos, fechas de consumo o caducidad, información alimenticia, modo de empleo… Todos estos datos están a nuestra disposición para hacer un correcto uso del alimento y consumirlo en las mejores condiciones.

Comprobar las fechas de caducidad, conservar los alimentos en los lugares y condiciones adecuadas y no saltarnos la cadena de frío son algunos de los consejos que como compradores deberíamos cumplir.

Post anterior Mindful Eating ¿Qué es?
Siguiente post Consejos para superar el duelo ante la pérdida de un ser querido

Contenidos recomendados

puesta a punto de la calefacción

Puesta a punto de la calefacción

Después de un mes de octubre extremadamente caluroso, va siendo hora de preparar nuestras casas para el frío invierno.

Cómo disfrutar del Halloween en familia

Cada día somos más las personas que celebramos la fiesta de Halloween. El motivo no es otro que disfrutar de esta festividad como niños.

seguros de hogar

Tres seguros de hogar adaptados a tus necesidades

Disfrutar de la tranquilidad del hogar es un privilegio que a veces se puede ver truncado por algunos accidentes imprevistos.

Ver más contenidos

Síguenos también en nuestras Redes Sociales

la política de privacidad


Place your text here


Acepto la política de privacidad