Los seguros de vida están pensados para cubrir los imprevistos que puedan surgir relacionados con la enfermedad, invalidez o fallecimiento de una persona. Su función es, básicamente, proteger a los familiares del asegurado, si este fallece o sufre una invalidez, garantizando que recibirán la suma del capital asegurado.

Existen distintos tipos de seguros de vida. Según las necesidades de cada uno, puede escoger entre las distintas modalidades:

  • Para familias
  • Para personas sin cargas familiares
  • Específico para mujeres

El seguro de vida consta de coberturas básicas como fallecimiento, invalidez, enfermedad terminal, rehabilitación y segunda opinión médica. Además, incluyen protección jurídica integral y SOS Salud y bienestar que incluye servicio dental, asistencia post-hospitalaria y servicio de bienestar y salud.

Dependiendo de la modalidad que necesites, cada uno se compondrá de diferentes garantías que satisfagan las necesidades de los diferentes colectivos.

Cualquier seguro de vida se deberá contratar por personas que tengan más de 18 y menos de 64 años. Por otro lado, la duración de mismo va desde el momento en que se contrate, hasta que el asegurado cumpla entre 65 y 70 años.

En este tipo de seguros, es el asegurado el que escoge el capital que quiere asegurar. Lo normal es que oscile entre 20.000 y 50.000 euros.

Si quieres saber más sobre los seguros de vida te invitamos a que leas nuestra infografía de diferencias entre un seguro de vida y uno de decesos. Después de verla seguro que ya no dudas más entre ellos.

Si necesitas más información sobre este u otro de nuestros seguros, no dudes en contactar con nosotros a través de la web o en el teléfono de atención al cliente.