El verano es una época perfecta para disfrutar de la playa y de todas sus ventajas: bañarte en el mar, tomar el sol, pasear por la orilla, hacer ejercicio…

Este año puede ser una buena oportunidad para tonificarte mientras disfrutas de estos días de relax y descanso. Como te comentamos en posts anteriores, existen deportes perfectos para practicar, sobre todo, en esta época del año.

¿Qué beneficios tiene practicar deporte en la playa?

Uno de los beneficios es que cualquier deporte que hagas requerirá mayor esfuerzo, por lo que trabajarás más y conseguirás mayor tono muscular. Esto se debe a que la arena es un terreno inestable que obliga a aumentar la intensidad y por tanto, a realizar un mayor gasto energético. El aumento del gasto energético se traduce en más calorías quemadas.

Otro de los beneficios que te aportará la realización de ejercicio en la playa es mejorar la capacidad pulmonar. Respirar junto al mar favorece una mayor absorción de oxígeno y provoca que la capacidad pulmonar aumente. Por otro lado, el agua del mar te ayudará a limpiar las vías respiratorias.

Entrenar al aire libre ayuda a que nuestro cuerpo reciba una mayor cantidad de vitamina D proveniente del sol que contribuye a aumentar el refuerzo óseo y la absorción de calcio.

Por último y no por ello menos importante, está el cambio de rutinas que provoca una disminución del estrés y nos aporta una sensación de bienestar.

No hay que olvidar tampoco que aunque realizar ejercicio en la playa sea muy beneficioso para el cuerpo y la mente, también hay que tomar una serie de precauciones para su realización. Por ejemplo, es importante evitar las horas de máximo calor (de 12.00 a 16.00), las mejores horas son por la mañana temprano o al atardecer. Utilizar ropa adecuada que facilite la transpiración y mantenerse hidratado.