Hasta las personas más cuidadosas se han visto en esta tesitura: llegas a casa, buscas las llaves de la puerta y… ¡Sorpresa! No están, las has perdido. Después del susto y enfado inicial, tus neuronas empiezan a trabajar para salir del atolladero y encontrar una solución rápida, sencilla y, sobre todo, económica.

Todos sabemos que llamar y contratar los servicios de un cerrajero, especialmente a altas horas de la madrugada, resulta costoso para nuestro bolsillo. En cambio, si cuentas con un seguro de hogar que cubra este tipo de incidencias, esta situación desafortunada puede quedar en una simple anécdota.

¿Qué hacer si pierdes las llaves de casa? 

1. Conoce las condiciones de tu póliza. No te pedimos que te aprendas al dedillo cada una de las cláusulas de tu seguro de hogar, pero te recomendamos que al menos sepas las coberturas más básicas para que, en situaciones como éstas, sepas que estás cubierto y puedas pedir ayuda a tu compañía aseguradora.
No obstante, no todas las pólizas cubren la pérdida de llaves, a veces solo incluyen el cambio de cerradura o la apertura de la puerta en caso de hurto o robo. Por este motivo, infórmate bien de las garantías de tu seguro. Por ejemplo, con el seguro de santalucía Hogar iPlus la pérdida de llaves está cubierta.

2. Lleva siempre contigo el teléfono de contacto de tu seguro.  Guarda en la lista de contacto de tu móvil el número de teléfono que te ha facilitado tu compañía aseguradora. Así lo tendrás siempre a mano en el caso de que te quedes “atrapado” fuera de casa.

3. Llama al número de asistencia. Si has sido una persona precavida y has buscado un seguro que tenga este tipo de coberturas incluidas, como por ejemplo el seguro de Hogar iPlus de santalucía, solo te queda esperar a que el técnico venga a tu rescate.

Todos en algún momento nos podemos despistar y olvidar algo, por eso lo mejor es contar con un buen seguro de hogar que te cubra todo tipo de imprevistos.