Trucos para combatir el jet lag

Coges un vuelo y cuando llegas a tu destino estás cansado, sin hambre, con dolor de cabeza…estos son algunos de los síntomas del jet lag que todos hemos sufrido cuando realizamos un vuelo de larga distancia.

Cada persona lo sufre de manera distinta, pero todos están provocados por lo mismo y existen unos remedios que pueden ayudar a combatirlo.

Por qué se produce el jet lag

El jet lag se produce cuando a nuestro organismo se le cambian los ritmos repentinamente. Esto se debe a los viajes de largas distancias con cambios de horarios bruscos.

Los síntomas del jet lag son dolor de cabeza, fatiga, cansancio, falta de apetito, problemas de sueño…aunque en cada persona pueden ser diferentes.

La duración de los síntomas suele variar. En los mejores casos puede durar uno o dos días, pero en los peores, se puede sufrir durante varios días. Existen diferentes trucos o remedios para combatir sus síntomas y minimizarlos o, incluso, eliminarlos.

Cómo se combate

Antes de comenzar el viaje hay que ir preparándose para el cambio de horarios. Los días previos a la salida conviene dormir y descansar lo más posible, además de alimentarse de manera equilibrada y realizar ejercicio físico.

Durante el vuelo es recomendable hidratarse e intentar descansar. Esto ayudará a que el jet lag no sea peor de lo esperado. Conviene evitar el alcohol y la cafeína.

A la llegada al destino es importante adaptarse inmediatamente a los horarios de la zona, es decir, dormir y comer cuando corresponda. Hay que mantener los horarios para así habituar a nuestro cuerpo al cambio lo antes posible.

Si estos consejos no te sirven, puedes acudir a tu médico de cabecera para que te recete algo que ayude contra los efectos del jet lag. Es importante que no tomes medicamentos sin la prescripción de un especialista. ¿Pondrás en práctica estos consejos en tu próximo viaje?