Parece como si todo el mundo buscara la seguridad en estos tiempos que corren. La sensación de protección de lo nuestro y de los nuestros es una gran preocupación para la mayoría de nosotros. Así, no es de extrañar que la gente con intención de construir grandes viviendas, no escatime ni lo más mínimo en invertir en tecnología punta y en materiales de alta seguridad. En la actualidad, contamos con una ventaja añadida en este aspecto: la posibilidad de diseñar hogares con mecanismos de alta protección está a la orden del día; sobre todo en los proyectos de las grandes casas.

shutterstock_374208781 (1)

Estudios de arquitectura, como Kwk Promes en Polonia, se han llegado a caracterizar por ser expertos en crear mansiones con tintes de búnker. El arquitecto, Robert Konieczny diseñó una mansión en Varsovia, de línea totalmente contemporánea y con una extensión de 2500 metros, entre vivienda y jardín. Su decoración dulce y agradable, la convierten en una bonita y espectacular vivienda donde la seguridad no viene marcada por los tintes tradicionales y más conocidos. Sus ventanas no lucen barrotes, las cámaras del equipo de video-vigilancia no están expuestas a la vista, ni a alarmas convencionales, ni a quien intente entrar sin el consentimiento de sus dueños les recibe un perro con un feroz ataque.

Todas las virtudes de decoración que posee, tanto interiores como exteriores, forman un paisaje espectacular que se conjuga a la perfección con una amplia gama de verdes y de colores que invaden el inmenso jardín que la rodea. Pero este ambiente acogedor cambia rotundamente cuando la casa se convierte en un gran cubo gris y hermético. Así, tal cual suena…Gruesos postigos de hormigón consiguen que las grandes placas movibles que acotan el enorme jardín queden totalmente selladas. A la par que un enorme ventanal, que puede funcionar como pantalla de cine y que da al fondo de la casa, se cubre por una impresionante persiana a prueba de cualquier malhechor. Y todo ello en cuestión de minutos y con sólo apretar un botón. La casa pasa a ser un búnker de 566,5 metros cuadrados totalmente infranqueable.

La vivienda muy luminosa se transforma en un espacio fuertemente protegido por muros impenetrables que junto a una instalación de cámaras de seguridad prácticamente imperceptibles, sensores de movimiento e incluso, habitaciones del pánico a prueba de ataques químicos se convierte en la vivienda más segura del mundo. Los usuarios pueden elegir a su antojo cuando disfrutar de un diseño abierto y agradable o, de un diseño de alta seguridad.

En esta vivienda no habrá que asegurarse de que la casa tenga el aspecto de una vivienda habitada en todo momento. Ni pedirles que visiten la casa con frecuencia para recoger el correo y para encender las luces. Ni Tom Cruise utilizando las técnicas de su Misión Imposible conseguiría la hazaña de llegar adentro.

Pero una vivienda de estas características está al alcance de muy pocos. A pesar de que una vivienda pueda parecer infranqueable, para disfrutar de una seguridad plena y absoluta, es conveniente poseer un seguro de hogar con las máximas garantías. santalucía ha pensado en ello y te ofrece la eficacia que buscas para que puedas disfrutar de tu casa de manera más segura.