Vehículo eléctrico

¿Te has planteado alguna vez comprar un coche eléctrico? Antes de nada, deberías conocer las ventajas y desventajas de este tipo de vehículos con respecto a otros ecológicos como el híbrido. A continuación, vamos a detallar los rasgos más importantes que creemos que debes conocer de cada vehículo:

El coche eléctrico

Los coches eléctricos son vehículos que como su nombre indica no utilizan combustibles fósiles, sino que se recargan sus baterías con energía. Este tipo de coches ya no son cosa del futuro, pero cierto es que se esperaba que tuviesen más tirón de ventas.

Las ventajas del coche eléctrico son:

– No contamina ya que no utiliza combustibles fósiles.

– Se puede cargar la batería en casi cualquier enchufe.

– El coste por 100 km es aproximadamente de un euro.

– La autonomía de las baterías puede cubrir tantos kilómetros como algún coche de gasolina.

– La duración del vehículo es mayor.

Pero, también existen algunos inconvenientes que es mejor conocer:

– La batería sufre desgaste y tiene una duración de aproximadamente 10 años.

– El precio de las baterías es muy elevado, unos 10.000 euros.

– El elevado tiempo de carga. Por lo general son unas 4 horas.

– Pocos talleres especializados en este tipo de vehículos.

– No abundan los totems de la calle para cargar la batería, ni en autopistas.

El coche híbrido

Este tipo de automóvil es una mezcla del coche convencional y el eléctrico. Consta de una batería eléctrica y de un motor de combustión que alimenta a la batería, de modo que se puede combinar los dos sistemas a la vez.

Las ventajas son:

– Emisiones bajas de CO2.

– Bajo consumo de combustible.

– Posee una autonomía algo mayor que un coche de gasolina tradicional.

– La batería no necesita recarga.

Las desventajas de este tipo de vehículos son:

– Tienen un precio elevado.

– Tienen un peso elevado que provocan que consuman más energía para desplazarse.

– No existen talleres especializados.

– La duración de la batería es baja como en los eléctricos.