Afrontar el fallecimiento de un ser querido nunca, jamás, es fácil. No hay métodos, ni reglas, ni manual de instrucciones que nos indiquen cómo debemos comportarnos ante este caso ni cómo va a ir evolucionando nuestro dolor. Es condición humana pasar por este momento, desgraciadamente, más de una vez en la vida. Cualquier mano amiga que se nos tienda es bienvenida. Sentirnos cuidados y delegar en otros los trámites necesarios para pasar por el momento de la despedida nos facilitará muchísimo pasar esos días con algo más de tranquilidad. Y ese es el objetivo cuando se contrata un seguro de decesos, amparar a la familia en el momento que más lo necesita, pero también caminar a su lado en el presente y acompañarnos en cada etapa de nuestra vida.

shutterstock_446130472

Un seguro que cubre las necesidades de cada etapa de la vida

Las familias han evolucionado a lo largo de estos años y, santalucía, con su amplia experiencia en el mundo del seguro, ha avanzado con ellas ofreciéndoles los seguros más completos para adaptarse a sus nuevas necesidades. Los seguros de decesos y asistencia incluyen coberturas para todas las situaciones de la vida de una persona.

Es evidente que no requerimos lo mismo cuando tenemos veinte años, conocemos a nuestra pareja y decidimos unir nuestras vidas, o bien estamos en la universidad, o nos independizamos, que cuando tenemos un hijo, o dos, o entramos en la madurez. Un seguro no debería estar enfocado solo al presente, las nuevas familias exigen que se les ofrezcan coberturas para mirar con serenidad al futuro, saber que están protegidos ante situaciones que es muy probable que lleguen y a otras que, irremediablemente van a llegar.

¿Cuáles son esas prestaciones que van adaptándose a nuestro ritmo de vida y edad?

El Seguro de Decesos de santalucía ofrece tres coberturas diferentes para ayudar a los miembros de las familias de distintas edades:

  • Peque Asistencia: cubrirá a los más peques de la casa hasta que cumplan 17 años. Pensado para cubrir todas sus necesidades, desde ayudas ante el fracaso escolar a intervención de profesionales para su correcto desarrollo
  • Accidentes: Cuando los niños cumplen 17 años, pasan directamente a esta prestación que abarca hasta los 65. En este momento, estarán cubiertos con una indemnización en caso de accidente o fallecimiento.
  • Asistencia senior: A partir de los 65 años. Porque los mayores tienen sus propias necesidades trabajamos para cubrirlas: teleasistencia, acceso a complejos residenciales, etc.

Porque todo evoluciona, un seguro de decesos y asistencia no puede quedarse estancado. Todas las coberturas tienen que “crecer” y redefinirse para adaptarse a los problemas que van surgiendo cuando los asegurados van cumpliendo años. Desde santalucia aceptamos el reto y ofrecemos los más completos seguros de decesos y asistencia.