Nuestras mascotas son un miembro más de la familia y, como tal, tratamos de que siempre estén seguras. Sin embargo, por distintos motivos, puede darse el caso de que desaparezcan de casa, y no saber qué hacer.

shutterstock_112951720

Hoy os ofrecemos consejos imprescindibles para actuar en caso de que esto ocurra:

Prevenir antes de curar

La seguridad de nuestras mascotas está en nuestras manos desde el momento en que llegan a casa. Para cerciorarte de que no corren peligro, tienes la obligación de identificarlos con un microchip -según la Fundación Affinitty, sólo el 20% de los animales que llegan a las protectoras cuentan con uno-, censarlos en el Censo municipal de tu ciudad, actualizar los datos en caso de domicilio, por ejemplo, y, por último, ponerles una chapa identificativa (nombre, número de identificación y teléfono).

Busca fuera de casa

Una vez seas consciente de la desaparición de tu mascota, debes comenzar a buscar. La posibilidad de encontrarlo sano y salvo aumenta si buscas en las primeras 12 horas de su desaparición.

En la búsqueda:

  • Avisa a las autoridades
  • Comienza cerca de casa y amplía el perímetro paulatinamente
  • Recurre a llamarlo por su apodo si lo usas normalmente
  • Utiliza métodos como las golosinas o seguir huellas

Corre la voz

Las redes sociales son una buena herramienta para dar a conocer la pérdida de nuestra mascota al igual que recurrir a formas más tradicionales como anuncios en el periódico o carteles.

En santalucía, como ventaja de nuestro Seguro de Mascotas, cubrimos los gastos de la inserción de anuncios para localizar a tu mascota, en prensa o radio locales, hasta un total de 180 euros.

Visita centros clave

Es recomendable que visites refugios de animales locales y organizaciones de rescate, pero también que avises a las clínicas veterinarias de tu zona por si alguien lleva a tu mascota. Además, hay páginas dedicadas exclusivamente a la localización de mascotas:

Con todos estos consejos, tu mascota regresará a casa sana y salva. Según la American Society for the Prevention of Cruelty to Animals (ASPCA), la clave está en buscar inmediatamente en la zona, colocar carteles y visitar refugios.

Recuerda que el tiempo esencial y que toda ayuda que puedas obtener será bien recibida. Porque tu mascota merece vivir bien, y qué mejor que estar en casa con quienes lo quieren.