¿Qué hay de verdad y de mentira en los seguros? Todos hemos oído alguna vez a alguien decir “es que yo oí que si tienes un coche de color rojo es más caro” o el archiconocido “yo tengo un amigo que tuvo que pagar más”. Seguro que a ti también te ha pasado. Pues hoy, queremos desmentir o ratificar esos mitos que giran en torno al seguro, así que vamos a ponernos manos a la obra y a empecemos a aclarar esas dudas.

Uno de los seguros más conocidos por todos es el seguro de coche. Y como no, en torno a él se han creado diferentes mitos que muchas veces damos por ciertos y no lo son. ¡Comencemos!

¿Me va a subir la póliza por ser mujer? ¿Quién no ha oído esto alguna vez? Pues desde santalucía queremos decirte que es un MITO y con mayúsculas. Evidentemente el género de las personas no importa a la hora de subir el importe de una póliza.

¿La edad importa? Aquí tenemos que decir que sí importa por lo que esta vez es VERDAD. Si tienes entre 18 y 25 años estás considerado un grupo de “alto riesgo”. Esto se debe a la escasa experiencia al volante que tienes durante los primeros años. Ya se sabe que la experiencia es un grado y en este caso se cumple, aunque cuando la experiencia es demasiada en temas de seguros de coches se penaliza. Para los mayores, entre 60 y 69 años, las pólizas de seguros son más costosas y en muchos casos a las personas mayores de 69 ya no se les puede hacer un seguro.

¿Si mi coche es de un color llamativo pago más? Antiguamente era verdad, pero ahora es un MITO. Da igual si tu coche es negro, rojo o amarillo. A la hora de cuantificar la prima del seguro lo que se tiene en cuenta son los caballos y el modelo entre otras cosas, pero nunca su color.

¿Pago más o menos dependiendo de la ciudad? Seguro que alguna vez has oído esto y tenemos que decirte que es VERDAD. En función de donde vivas el importe de tu seguro variará. Puede parecer injusto pero la probabilidad de accidentes no será la misma en Madrid y Barcelona que en Cuenca o Soria, simplemente por la cantidad de coches y habitantes por ciudad.

Además de estas preguntas, seguro que alguna vez has oído alguna afirmación referente a todo tipo de seguros. A continuación, destacamos algunas de las más repetidas. ¡Vamos a ello!

Por Internet no tengo las mismas condiciones que si voy a una oficina. Esta afirmación tan contundente que seguro que has escuchado es un MITO. Los seguros por Internet tienen las mismas condiciones que en una sucursal. Aunque también hay que puntualizar que incluso a veces en la web puedes tener precios mejores que solo son vigentes para compras online.

Hay que leer bien la letra pequeña para que no te la cuelen. Que levante la mano quién no lo haya escuchado nunca. Nadie, ¿verdad? Todos hemos escuchado esta frase, pero desde santalucía te decimos claramente que es un MITO. No porque lo digamos nosotros, sino porque hace más de 10 años que no existe la letra pequeña. Por ley, a día de hoy, se debe poner en negrita y más grande aquello que el seguro no cubra.

No pasa nada por una mentirijilla al seguro. MITO y además corres el riesgo de realizar un infraseguro o un sobreseguro. Lo que quiere decir que en el momento de que la póliza se haga cargo y te indemnice, el importe no corresponderá con el valor de los bienes.

Y hasta aquí los mitos de hoy. Hay muchos más que os iremos contando en próximas ocasiones.