Está claro que a todos nos preocupa tener un hogar seguro, pero esta preocupación aumenta considerablemente cuando aparecen los niños. Muebles que antes nos encantaban ahora se ven como un peligro inminente, habitaciones maravillosas se convierten en campos de pruebas; ¿has tenido esta sensación?

Si estás en este punto en que tu hogar ya no te parece tan seguro como antes por la llegada de nuevos miembros a la familia, te recomendamos que ante todo, no pierdas la calma, y sigas estos consejos de FACUA. Según la asociación de los consumidores, un hogar seguro comienza por prevenir los accidentes domésticos, algunos de los más habituales son:

Intoxicaciones

Quien tenga niños sabrá que no ven el peligro, son curiosos y están en constante descubrimiento. Es por ello importante que todo aquello que pueda resultar tóxico esté guardado lejos de su alcance. Productos de limpieza y hogar, medicamentos e incluso los cosméticos, no deben estar al alcance de los niños.

Accidentes eléctricos

Seguro que tú también tienes la imagen en la cabeza de un niño metiendo los dedos en un enchufe. No sabría decirte la causa de esta curiosidad, pero es real y muy peligrosa. Para prevenir estos casos lo mejor es comprar unos protectores para los enchufes a prueba de niños.

Atragantamientos

Hay unas edades en que cualquier cosa que encuentran se la meten en la boca, así que lo mejor es que no dejes a su alcance nada que se puedan tragar sin querer. Esto incluye los juguetes. Muchos ya avisan de que incluyen piezas pequeñas y la edad recomendada para uso, pero aun así no está demás que te cerciores bien.

Golpes

Estos son inevitables pero siempre será mejor si les echamos una mano y les ayudamos a que estos sean más livianos. Pillarse las manos con una puerta o un cajón, o darse un golpe contra una esquina de la mesa; son algunos de golpes más frecuentes que tienen fácil solución. Los protectores de esquinas y puertas, y los cierres multiusos serán tus mejores aliados en esta lucha por la seguridad de tu hogar.

Por muchas medidas que adoptes en tu hogar, está claro que un accidente doméstico se puede tener en cualquier momento. Mantener vigilados a los más pequeños y adquirir unas medidas básicas de seguridad son las claves para prevenir este tipo de accidentes.