Los Smartphone se han convertido en una prolongación de nuestro cuerpo. Los utilizamos para casi todo: chatear con amigos, mirar redes sociales, hacer foto y vídeos, comprobar el correo electrónico, buscar en Internet…y estas son solo las actividades más cotidianas porque ahora mismo con las aplicaciones lo podemos utilizar también como control remoto para encender un aparato doméstico, como mapa, realizar cualquier operación del banco…en definitiva, los utilizamos a todas horas y para todo.

Debido a esto, cada vez más se ve por la calle a los denominados ‘smombies’ (viene de smartphone y zombies). Así de denomina a los peatones que van andando por la calle distraídos con sus teléfonos móviles.

Según la Dirección General de Tráfico, el 98% de los accidentes en los que el culpable es el peatón están causados por el uso del Smartphone.

El accidente más común de los peatones es el atropello. Cruzar sin mirar, distraído mirando el móvil, por zonas en las que no se debe cruzar…son solo algunos de los motivos por los que el peatón puede salir malparado.

A la hora de cruzar la calle es importante que los peatones estén alerta, ya que nunca se sabe lo que puede suceder y, al ser los más desprotegidos, tienen todas las de perder. Por este motivo, lo recomendable es que límites el uso del Smartphone para los momentos de ocio y descanso, no al realizar otras actividades.

Como sabemos que esto puede ser muy complicado, simplemente te pedimos que cuando seas peatón no te distraigas con el teléfono móvil. Cuando vayas a cruzar una calle es importante, mirar a ambos lados y realizar el cruce por las zonas señalizadas. Nunca cruces mientras utilizas el Smartphone porque te despista y te imposibilita el detectar situaciones de peligro.

Recuerda, utiliza el Smartphone con cabeza y no pongas en peligro tu vida ni la de los demás.