Ya se acercan las queridas vacaciones, pero para algunos es un pequeño quebradero de cabeza. El miedo a dejar tu casa sola durante la temporada estival y que entren a robar es la gran preocupación de los propietarios en esta época del año.

¿Cómo disuadir a los ladrones de entrar en tu domicilio?

Hay que empezar por lo básico, cuando se va a estar fuera una temporada hay que asegurarse que las puertas y ventanas quedan completamente cerradas. Deja las llaves de tu hogar a un familiar o amigo que vaya a estar en la ciudad para que durante tus vacaciones te recoja el correo, ya que es un indicador clave para los ladrones de que no hay nadie.

Otra medida que puedes tomar es instalar una alarma a la vista que actúe a modo disuasorio. Si vives en una casa o en un bajo, coloca rejas en ventanas para impedir que puedan entrar fácilmente. Y también, sea como sea tu vivienda puedes optar por instalar una puerta de seguridad, son más difíciles de traspasar y los ladrones se lo pensarán dos veces si entrar o no.

Por si estos consejos no son suficientes, también debes tener precaución a la hora de contar tus planes de vacaciones en redes sociales. Los ladrones pueden utilizar este método para comprobar si estás en casa. Así que mantén precauciones.

Recuerda nuestro lema ‘Más vale prevenir que curar’

¿Qué pasa si todo falla y entran?

Hay veces que por mucho cuidado que pongas y muchas medidas de precaución que utilices, las desgracias pasan. En esos momentos es cuando el seguro de hogar te ayudará enormemente a resolver los problemas.

El seguro de hogar cubrirá los daños por robo y las pérdidas que puedas sufrir. Es importante que tengas bien explicado en tu póliza el contenido de la vivienda, para que cuando sufras un robo no estés en una situación de infraseguro o sobreseguro.