Con la llegada del invierno, vuelven la lluvia y el frío, y conducir puede suponer un auténtico riesgo. Por ello, es de vital importancia que aumentemos la seguridad a la hora de realizar cualquier trayecto en carretera, adoptando diferentes medidas para evitar un posible accidente.

Conducir en épocas de lluvia

Hoy, desde santalucía, os ofrecemos una serie de consejos indispensables para evitar el peligro al volante.

  • No tengas prisa. Debes reducir la velocidad a la que circulas por la carretera y aumentar la distancia entre el vehículo que te precede. Así, en caso de que tengas que frenar sin previo aviso, tendrás el tiempo suficiente para hacerlo. Recuerda que un coche tarda más en frenar sobre mojado.
  • Presta atención a la pintura blanca. Ésta tiene menor capacidad de sujeción que el asfalto, por lo que debes evitar pisar las rayas blancas. En el caso del paso de cebra, es importante que nunca frenes si ya estás sobre él.
  • Enciende las luces. Es importante que enciendas las luces para que otros puedan verte. Si llueve demasiado, utiliza las luces de niebla traseras.
  • Adelanta con precaución. Si vas a realizar un adelanto, debes estar seguro de contar con el espacio y tiempo suficiente para realizarlo de forma que nadie corra peligro.
  • No conduzcas de forma brusca. Bajo la lluvia, algunos movimientos pueden suponer la pérdida total del control del coche. Es recomendable realizar los movimientos de forma gradual para que, así, el resto de vehículos puedan adaptarse. 
  • Ten cuidado con los charcos. Bajo ningún concepto debes frenar cuando te encuentres con un charco. En todo caso, debes reducir la velocidad del vehículo para no sufrir el denominado “aquaplaning”.

 

En santalucía, sabemos que tu seguridad en la carretera no siempre depende de ti. Por eso, ofrecemos nuestro seguro de coche, diseñados por y para ti, para que sepas que, pase lo que pase, siempre tendrás todo aquello que necesites.