En prácticamente todos los hogares españoles hay una lavadora instalada, aunque cada vez se empiezan a ver más establecimientos de servicio de lavandería. En España nos gusta tener la lavadora a mano y no tener que desplazarnos para hacer la colada.

Una vez dicho esto, hay que saber qué mantenimiento realizas para alargar la vida útil de tu electrodoméstico. En otras ocasiones ya te hablamos de los cuidados básicos que los diferentes electrodomésticos necesitan, pero hoy nos vamos a centrar en la lavadora.

Averías de la lavadora

Utilizar correctamente la lavadora y llevar un mantenimiento al día no quiere decir que no te puedas encontrar con algún que otro problema en el electrodoméstico. A continuación, vamos a ver las averías más habituales que se nos pueden presentar.

  • Ruidos 

Puede ser que en un momento dado la lavadora comience a realizar ruidos extraños. Estos se pueden deber a que en la lavadora hayan quedado atascadas monedas, botones, accesorios para el pelo, etc.

El ruido también puede deberse a un fallo en el cojinete del tambor o a que el propio tambor se haya roto.

Los ruidos también pueden ser provocados si la correa está floja o cedida. De ser así podría haber problemas en el centrifugado.

  • Fugas de agua 

Si te encuentras con un charco de agua en el frente o detrás de la lavadora puede deberse a que las mangueras no estén bien conectadas o necesites sustituirlas.
Si la fuga se encuentra justo debajo de la lavadora puede estar provocada por un agujero en la bomba de agua o porque las mangueras internas tengan fugas.

Si desborda espuma cuando realizas los lavados puede ser por utilizar demasiado detergente en cada lavado. Ajustando la medida evitarás este problema y, además, ahorrarás dinero.

  • No se llena de agua 

Se puede dar por diferentes causas que en principio puedes arreglar tú mismo.

Por un lado, este fallo puede ser debido a la mala colocación de las mangueras o a que la llave de paso del agua esté cortado.

Por otro lado, puede deberse a que los filtros estén muy sucios. Con limpiarlos sería suficiente. Si por el contrario están muy limpios, el problema puede estar en la válvula de entrada de agua.

Por último, si el agua pasa pero discurre muy lentamente y los filtros y las mangueras están bien, el problema puede estar ocasionado por las tuberías de la casa.

  • Fallos en el programa del lavado

Cuando la lavadora no realiza correctamente el programa establecido puede estar ocasionado por un exceso de jabón que provoca que varíe la presión del aire y hace que no avance el programa.

  • No expulsa el agua sucia 

Este problema puede estar ocasionado por obstrucciones en las aspas del circulador y fallos en el motor de desagüe de la lavadora.

  • No gira 

Si la lavadora no gira puede deberse a varios motivos: la puerta no está bien cerrada, la goma de la puerta se ha soltado y, por último, falla la correa de la polea impidiendo que gire el motor.

Algunas de estas averías las podrás solventar tú mismo, pero para otras será mejor que llames a un profesional que revise que todo funciona correctamente. En algunos casos en el seguro de hogar, como con iPlus por ejemplo, el mantenimiento está incluido.

Contenidos recomendados

Celebrar jubilación

Ideas para celebrar la jubilación

Después de toda una vida trabajando, llega el momento de dejar atrás

Testamento

Testamento: ¿Cuándo hacerlo?

Hacer testamento es algo en lo que no solemos pensar, pero es realmente

Seguro comunidad

Ventajas del seguro de comunidades

Quién no recuerda esa famosa serie de televisión que transcurría en un edificio

Ver más contenidos

Síguenos también en nuestras Redes Sociales

la política de privacidad


Place your text here


Acepto la política de privacidad